Puxeu afirma que hay que mojarse en infraestructuras y tomar decisiones

Con la colocación de la primera piedra se inicia la construcción del embalse de San Salvador con una capacidad de 133 hectómetros cúbicos y un presupuesto de más de 46 millones de euros. El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha señalado que en materia del agua no le va a costar tomar decisiones, teniendo en cuenta que el sector agroalimentario es la primera industria de Europa. Además, ha destacado el consenso del que nace el mismo. Con respecto a los tres grandes sistemas regables, ha afirmado que se va a recrecer Yesa y que va a poner el asunto en manos de la abogacía del Estado al Consejo de Estado una vez ha terminado el periodo de alegaciones y quejas.

En su alocución Puxeu también ha afirmado que hay que desbloquear el sistema de Monegros que necesita los 20 hectometros de Biscarrués (aunque la cifra oficial que se baraja es con una capacidad de 35 hectometros) y balsas complementarias. Con respecto a Montearagón señala que no está parada y que en la primavera se realizarán pruebas de carga de agua.

El Presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha recordado la figura de Joaquín Costa y ha destacado que el embalse de San Salvador nace del consenso y el diálogo. Asimismo, ha incidido en que es la culminación de los cien años del Canal de Aragón y Cataluña. También, ha querido reconocer las buenas relaciones existentes con Cataluña.

Marcelino Iglesias ha subrayado la importancia de esta gran obra, acordada en el seno de la Comisión del Pacto del Agua, porque no sólo servirá para regar, sino para hacer funcionar las industrias y las poblaciones de la zona. El presidente ha señalado que el futuro no se va a poder escribir sin política agraria en un país donde el 80% de la producción sale del regadío

El que mostraba su satisfacción por las obras era el Presidente del Canal de Aragón y Cataluña, José Luis Pérez, quien ha recordado el recorrido ha habido desde la última obra de regulación en la zona con el embalse de Santa Ana hace cuarenta años, con proyectos de embalse fallidos cada década. Pérez considera que este embalse supone un antes y un después para su comunidad y que ahora toca recoger los frutos en los próximos 40 años con agua garantizada, recordando las épocas de sequía que han sufrido.

En nombre de los ayuntamientos de Belver de Cinca, Binaced y Albalate de Cinca, Sagrario Sender, ha tomado la palabra para mostrar su convencimiento que esta obra supondrá riqueza y desarrollo en el presente y en el futuro.

En el acto de la primera piedra acudían el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, representantes de AcuaEbro con Antonio Siurana a la cabeza, y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, entre otros. Se ha enterrado una urna con periodicos, documentos y monedas de curso legal

PROYECTO

El Consejo de Administración de Aguas de la Cuenca del Ebro (AcuaEbro),sociedad estatal dependiente del MARM, adjudicó las obras del ‘Proyecto del embalse de San Salvador’ a la UTE formada por Acciona Infraestructuras, S.A. y Vialex Constructora Aragonesa, S.A. con un presupuesto de 46.208.740 euros y un plazo de ejecución de 39 meses. Esta actuación está incluida en el Pacto del Agua de Aragón.

Se licitó también el ‘Servicio de asistencia técnica y ambiental, vigilancia, coordinación de seguridad y salud y control de ejecución de las obras de San Salvador y de los trabajos de implantación de su Plan de Emergencia’. Estas actuaciones supondrán una inversión complementaria de 2.025.300 euros.

El proyecto de San Salvador es fruto del consenso en el seno de la Comisión del Agua de Aragón, que recogió en su dictamen la realización de un embalse de San Salvador recrecido como alternativa al embalse de Santaliestra, también destinado a los recursos del Canal de Aragón y Cataluña. Este acuerdo fue asumido en febrero de 2004 por el Gobierno de España en el seno de la Comisión Mixta de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón.

El embalse afectará a los términos municipales de Albalate de Cinca, Belver de

Cinca y Binaced, aunque los beneficios de la actuación se extenderán a la totalidad de la zona regable del Canal de Aragón y Cataluña en las provincias de Huesca y Lleida.

El embalse tendrá una capacidad total de 133 hm³ y podrá regar directamente

unas 23.000 hectáreas del Canal de Aragón y Cataluña. Además, en total aumentará la dotación de más de 100.000 hectáreas desde los 5.300 m³/ha./año actuales a los 6.800 m³/ha./año futuros. En él se almacenarán los excedentes de invierno y primavera del embalse de Barasona. Esta infraestructura se emplaza en un área de riego, en la cabecera del arroyo de La Clamor y en las proximidades del tramo medio del Canal de Zaidín, desde donde puedan alimentarse las hectáreas servidas por las acequias de Esplús y Ripoll y por el Canal de Zaidín aguas abajo del punto kilométrico 15,3.

Este pantano almacenará los excedentes de invierno y primavera del embalse de Joaquín Costa y serán conducidos a la balsa aprovechando la infraestructura existente: canal principal de Aragón y Cataluña, hasta el partidor de Farnés y Canal de Zaidín hasta el partidor de Esplús. El almacenamiento llenado se realizará por gravedad, con una obra diseñada, en la cola del futuro embalse y próxima al partidor de Esplús, en el P.K. 15,3 del Canal de Zaidín.

Junto con la presa principal que tendrá una longitud total de 683,63 metros, seconstruirán dos diques laterales y un dique de protección del Canal de Zaidín, en el costado izquierdo del embalse, entre el punto kilométrico 15,3 y el punto kilométrico 22,65. Desde el Canal de Zaidín se construirá una toma lateral para la alimentación del embalse, aguas arriba del partidor de la acequia de Esplús.

Además se plantea una estructura para la toma por gravedad desde el embalsehasta el Canal, con una estación de bombeo que permita llevar los caudales y con un rebombeo que los pueda transportar hasta la acequia de Esplús.

Para concluir el esquema del futuro embalse se incluye una alimentación desde el embalse hasta la acequia de Ripoll, que requiere una segunda estación de bombeo.

Se diseñarán dos caminos para las laderas derecha e izquierda de la presa y otro de acceso a los desagües de fondo. Además, en las obras complementarias se plantea la reposición de los servicios que se vean afectados: el camino perimetral, el camino de servicio de la acequia de Ripoll, la vía pecuaria de la Cañada Real a Lleida y la línea eléctrica. Por último se incluyen las obras necesarias para la corrección ambiental en la zona de trabajos.

Comentarios