Falta un último empujón para pagar la casa de los Hermanos de la Cruz Blanca

sede casa de la Cruz Blanca de Huesca, julio 08

Se cumple un año de la inauguración de la nueva casa de los Hermanos de la Cruz Blanca, ubicada en el polígono 41 de Huesca. Una casa que todavía no está acabada de pagar. Faltan todavía por abonar 170.000 euros a la constructora, además de la hipoteca que los Hermanos tienen contratada desde el inicio de las obras.

El Hermano Juan Vela, responsable de la Casa, recordaba que al Gobierno de Aragón le quedan por pagar 70.000 euros de lo que prometió en su momento. Las últimas noticias que se tienen es que se firmará un convenio para hacer frente a ese pago. El resto del dinero se espera conseguir gracias a operaciones bancarias y al apoyo de las gentes de Huesca.

Juan Vela aseguraba que lo peor ya pasó y que la finalización del pago es un asunto que ya no le quita el sueño, ya que en el día a día hay otros muchos asuntos que atender en la casa.

El presupuesto de la casa ascendió a 5,3 millones de euros. Convenios firmados con el Gobierno de Aragón, además de con entidades de ahorro como Ibercaja o la CAI, además de la aportación económica de cientos de oscenses han permitido que este centro asistencial fuera una realidad, que ya ha cumplido un año de vida.

La labor de la Cruz Blanca ha aumentado desde que se instalaron en su nueva casa. Instalaciones más amplias y adaptadas para personas con algún tipo de discapacidad. Han puesto en marcha un taller de velas que ocupa a 26 personas y se han convertido en el centro de referencia para enfermos de Sida de la Comunidad Autónoma de Aragón. Tienen concertadas con el Gobierno de Aragón, 13 plazas.

Con motivo del aniversario, se han organizado varios actos a los que se invita a toda la población. Un homenaje a los colaboradores, tanto a los voluntarios como a las entidades que han financiado el centro. Habrá eucaristía, jornada de puertas abiertas y música y teatro.

De cara al futuro continúan con la idea de ampliar las plazas de atención y seguir trabajando también en su programa O’Cambalache, que atiende principalmente a mujeres que ejercen la prostitución.

Comentarios