Comienza la vacunación de la gripe estacional

vacuna gripe

Este lunes se inicia la campaña adelantada de vacunación estacional para que no coincida con la de la gripe A. Este año, el Departamento de Salud aragonés asegura que esta vacunación responde a una necesidad real y está recomendada por los expertos en Salud Pública, dada la coexistencia con nuevo virus. El número de dosis previstas para la campaña 2009-2010 es de más de 250.000 a las que se sumaría si fuera necesario un 20% más de dosis ya reservadas, una reserva mayor que otros años porque se espera que haya más gente que se vacune.

Desde el lunes y durante un mes se concentrará la campaña de vacunación estacional para que no coincida con la vacunación de la gripe A. Pretende minimizar el impacto de la gripe estacional y así afrontar de una manera más segura la incidencia del nuevo virus de la gripe A.

El presupuesto total previsto supera los 1,6 millones de euros. Hay que recordar que las vacunas de la gripe A y estacional son diferentes y sólo protegen contra el virus para el que están creadas. Los grupos de población a las que se dirigen también son distintos.

Los objetivos de las campañas antigripales son reducir en lo posible la mortalidad y morbilidad asociadas a la gripe, y el impacto de la enfermedad en la comunidad.

La vacuna estacional está recomendada con carácter general a las personas mayores de 65 años y, además, a aquellas que no siendo mayores de 65 años presentan factores de riesgo, como enfermedades pulmonares, cardiovasculares, metabólicas, hepáticas, renales, neuromusculares y patologías que producen inmunosupresión. También está indicada a las mujeres embarazadas. Del mismo modo, se aconseja que se vacunen las personas que pueden transmitir la gripe a grupos de riesgo, como los profesionales sanitarios, los trabajadores de instituciones geriátricas o de centros de cuidados de enfermos crónicos.

La gripe es una enfermedad de origen vírico que se transmite con facilidad por vía respiratoria. Una vez contraída la infección sólo cabe el tratamiento de sus síntomas. Los niveles de protección que ofrece la vacuna son elevados y duraderos (de 6 a 12 meses), y resultan efectivos a partir de las dos semanas de su administración. Los posibles efectos secundarios suelen limitarse a reacciones locales o sistémicas, como fiebre, malestar y dolores de cabeza, que generalmente desaparecen en uno o dos días sin necesidad de tratamiento.

Para acceder a la vacuna, el usuario puede pedir cita previa en el servicio Salud Informa, es decir, llamando al teléfono 902 555 321 o bien a través del a página web www.saludinforma.es, o bien en su centro de salud. Además, Salud Informa facilita información sobre la gripe y la campaña de vacunación.

El Departamento de Salud y Consumo recuerda que, salvo en casos muy concretos, para la atención de los pacientes con síntomas gripales no es necesario recurrir a los servicios hospitalarios de urgencias, sino a los dispositivos de la red de Atención Primaria.

Comentarios