Jaca y Boltaña acogen una Jornadas sobre la experiencia oso pardo y ganadería

oso

Este martes comienzan las Jornadas sobre ganadería y osos, organizadas desde la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. El objetivo es trasladar la experiencia de la cordillera cantábrica de convivencia entre el ejercicio de la ganadería y la conservación del oso pardo. Las charlas se celebrarán a las 19 horas el martes 29 en Boltaña (Salón de Actos "Pedro Santorromán" de la Sede de la Comarca) y en Jaca el día 30, (salón de plenos de la sede de la Comarca).

 

Estas Jornadas se desarrollan en el marco de la “Campaña de Sensibilización y Educación Ambiental”, que impulsa el Ministerio de Medio Ambiente en colaboración con las tres comunidades autónomas pirenaicas, Aragón, Cataluña y Navarra. El objetivo de estas jornadas es informar sobre la frágil situación de la población del oso en los Pirineos y las medidas de recuperación emprendidas, al tiempo que trasladar la importancia de las actividades tradicionales como la ganadería en las montañas pirenaicas.

 

Las sesiones contarán con la intervención del alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández, para hablar de la experiencia de la Cordillera Cantábrica sobre la ganadería en zonas oseras. A continuación, se celebrará una mesa redonda con representantes del Departamento de Medio Ambiente; Guillermo Palomero, de la Fundación Oso Pardo; Belarmino Fernández y representantes de los ganaderos de Cantabria.

  

Para la directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad del Departamento de Medio Ambiente, Anabel Lasheras, “es fundamental en la conservación del oso pirenaico la labor de los ganaderos, y desde el Gobierno de Aragón trabajamos para facilitar la cohabitación de los osos y la ganadería de montaña en estas zonas de gran valor natural”.

 

Durante los últimos años se han realizado un gran número de actuaciones para mejorar la protección del ganado y la calidad de vida de los ganaderos, como la adecuación de pistas ganaderas, instalación de refugios en puertos, instalación de abrevaderos entre otros. Paralelamente se han puesto en marcha otras actuaciones para disminuir la incidencia de los depredadores sobre el ganado.

 

Además de las indemnizaciones por ataques de oso a los rebaños, existen otras medidas como facilitar la realización de vallados electrificados para guardar el ganador por la noche, proporcionar cachorros de perros para la protección del ganado y la línea de ayudas para los ganaderos con la que apoyan medidas para evitar los daños a los rebaños, que cuenta con un presupuesto anual en torno a los 600.000 euros.

 

Además, existen dos patrullas de seguimiento de la presencia osera en los Parques Naturales de Los Valles Occidentales y de Posets-Maladeta que además de garantizar el seguimiento de los ejemplares es un apoyo para los ganaderos en asesoramiento y peritaje de ataques.

Comentarios