Mensaje de tranquilidad en la SD Huesca

Solamente se llevan cinco jornadas de liga y el Huesca está comprobando con las dos últimas derrotas la dureza este año de la 2ª División y lo cruel que es a veces el fútbol. Aunque el juego desplegado está siendo bueno, al equipo le falta pegada y sin goles es complicado conseguir buenos resultados como sucedió en San Sebastián. En la clasificación el Huesca es decimocuarto con cinco puntos, uno sobre el descenso. Ahora dos partidos en casa con Girona y Numancia que se antojan importantes para reaccionar cuanto antes y no verse en apuros. El primero será el Girona el sábado que viene.

Desde la vuelta de San Sebastián solamente hay un pensamiento en la plantilla que es ganar ese encuentro, como señalaba Camacho que apunta que “las conclusiones ya las hemos sacado, ya hemos analizado el partido y ahora a pensar en el siguiente. Es lo bueno que tiene el fútbol que cada semana te da otra oportunidad”.

Los rivales están aprovechando las oportunidades y tanto ante el Nástic como con la Real Sociedad el Huesca encajó gol en la primera ocasión clara que tuvieron estos equipos lo que sin duda es golpe moral, si añadimos que el buen trabajo no tiene recompensa: “Estamos haciendo buen fútbol, pero ojalá lo hiciéramos mal y ganáramos. Tampoco hay que preocuparse la liga es muy larga y las cosas las estamos haciendo bien”

Han sido dos derrotas seguidas que han enfriado el buen comienzo, pero en el club hay tranquilidad y se sabía que esto podía pasar. La nota positiva es que la afición estuvo en San Sebastián y apoyo al equipo en todo momento y eso es lo que se espera en los dos próximos partidos en el Alcoraz en los que los puntos empiezan a ser importantes para no caer en una dinámica de la que luego puede costar mucho salir.

Tras el entrenamiento de recuperación de este lunes, fiesta hasta el miércoles que se volverá al trabajo para preparar el encuentro con el Girona. Esta semana hay también un partido amistoso en Ontinar.

Comentarios