Consumo responsable y cambio climático centran la primera sesión del Aula de Consumo

La importancia del consumo responsable para proteger el medio ambiente e incentivar el cuidado del cambio climático han sido los temas que han centrado la primera Aula de Consumo llevada a cabo tras las vacaciones de verano. El director general de Consumo, Francisco Catalán, ha presidido esta nueva sesión acompañado de la jefa del servicio de Cambio Climático y Educación Ambiental del Gobierno de Aragón, Matilde Cabrera, el director de análisis y estudios de la fundación Ecología y Desarrollo, Aurelio García, y el publicista Manuel Jalón.

“Este aula nos ayuda a reflexionar sobre cómo se puede evitar un cambio climático perjudicial para la salud de los consumidores y usuarios mediante un consumo responsable. En definitiva, el medio ambiente no es un patrimonio exclusivo de unos pocos y no podemos hipotecar el futuro de las generaciones venideras y por lo tanto cuidarlo y mantenerlo no es un reto, sino que es una obligación”, ha explicado Francisco Catalán.

Durante esta sesión, además se ha hecho un pequeño retrato de cuáles pueden ser las consecuencias negativas en caso de que los ciudadanos no tengan precaución ante el consumo energético. Según los datos proporcionados por la “Guía Jóvenes por el Cambio”, el uso global de recursos ha aumentado casi un 70% en los últimos 30 años.

El Departamento de Salud y Consumo es consciente de la necesidad de sensibilizar al ciudadano para que actúe de un modo respetuoso, sostenible y solidario frente al entorno natural que le rodea. “Desde la Dirección General de Consumo se han realizado diferentes campañas educativas y publicaciones relacionadas con el medio ambiente, en colaboración entre otros con la Federación Aragonesa de Municipio y la fundación Ecología y Desarrollo”, ha comentado Catalán.

Asimismo, durante el Aula se ha presentado el DVD didáctico “Ecología y consumo, el supermercado más grande”. Esta publicación tiene como objetivo explicar cómo una actitud solidaria y responsable por parte del consumidor puede ayudar a conseguir un modelo de desarrollo sostenible. En esta primera edición se distribuirán 500 ejemplares entre los centros docentes de la Comunidad interesados.

Comentarios