El IASS impulsa el envejecimiento activo con un centenar de actividades

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) quiere dar un nuevo impulso a su apuesta por el envejecimiento activo, por lo que ha diseñado un programa para este curso con cerca de un centenar de actividades. El programa incluye desde las Aulas para la Tercera Edad, las ciberaulas, programas intergeneracionales, iniciativas de senderismo o de teatro, a los que hay que unir los clubs de lectura o la Universidad de la Experiencia, entre otras.

La consejera de Servicios Sociales ha recordado la importancia que tienen los mayores en la política que desarrolla el departamento y ha insistido en que una de sus prioridades es el fomento de actuaciones que promocionen la autonomía personal y el ocio de las personas de la tercera edad a través de hábitos saludables y previniendo situaciones de dependencia, al tiempo que contribuyen a su desarrollo personal, se atienden sus iniciativas y se fomenta su participación en la sociedad, de especialmente, a través de la red de hogares para mayores de la comunidad.

En la actualidad, Aragón cuenta con 30 hogares de la tercera edad que son titularidad del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, que cuentan con cerca de 120.000 socios, con una media de utilización diaria de 6.500 usuarios. En estos centros, el IASS desarrolla desde actividades para potenciar prácticas saludables, de medicina preventiva, enfermería, rehabilitación, talleres de gimnasia, talleres de memoria o de carácter social, cultural, lúdicas, recreativas o intergeneracionales, hasta aulas de informática o actividades para la autonomía personal y la participación social a través del desarrollo del asociacionismo y el voluntariado, además de otros servicios.

Asimismo, las aulas del IASS, en las que participan 1.500 mayores por curso académico, son espacios para favorecer la participación en la vida comunitaria, en los que se desarrollan actividades para la promoción y el desarrollo sociocultural. Cuentan con un programa anual de seminarios y actividades (sobre arte, cerámica, Aragón, coral, historia, manualidades, imagen y sonido, informática, educación física, esmalte, fotografía, pintura, psicología, yoga y cine) abiertas a la participación, que son impartidos por profesorado especializado. El curso se inicia en el mes de octubre y concluye en el mes de mayo siguiente. En cuanto a los Programas intergeneracionales (en el que participan 500 mayores y 200 niños y jóvenes) son un conjunto de actividades realizadas por personas de distintas generaciones, que llevan a cabo un intercambio intencionado y continuado de recursos y aprendizajes. Se trata de construir comunidades activas, promocionando la ciudadanía y la inclusión social, a través de distintas actividades que les prestan a todos beneficios individuales y sociales

La Universidad de la Experiencia es un programa de estudios universitarios dirigido a personas mayores por el que ya han pasado en torno a 1.900 desde su puesta en marcha en 2002. Ofrece desde actividades básicas (conferencias, ciclos temáticos, cursos monográficos, taller de investigación, grupo de memoria, visitas y excusiones), hasta especiales (curso de actualización, diploma de formación). También ofrecen un programa de balnearios y otro de ciberaulas.

En cuanto a los servicios para prevenir situaciones de dependencia, tanto en los hogares, como en los centros de día del IASS, se pueden encontrar talleres de psicomotricidad y habilidades sociales, aulas de trabajo motriz o actividades de movilización, el programa “Un espacio entre la atención familiar y el Centro de Día”, el de “Estimulación de las capacidades físicas y cognitivas” o un taller de entrenamiento de la memoria.

Premios de fotografía y micro relatos

En el acto del Departamento de Servicios Sociales en el Día de las personas mayores, se entregaban, además, los premios del concurso de fotografía y de micro relatos que había convocado el IASS con el objetivo de fomentar la creatividad de los mayores, al tiempo que ofrecen su visión del mundo actual. “Una mirada diferente” ha sido el título escogido para los certámenes, y aunque el tema ha sido libre se han valorado aquellas obras que ofrecían nuevas perspectivas de los mayores, su ambiente, intereses, actividades o preocupaciones.

La ganadora del primer premio del concurso de microrelatos ha sido Esperanza Bueno, mientras que el segundo y tercer premio, ex aequo, ha sido para Pedro Palomera y Francisca Rodrigo. En cuanto al concurso de fotografías, el ganador ha sido José Bartolomé Ortega. El segundo premio ha sido para Alfredo García y el tercer para Juan José Domingo.

Comentarios