CHA en el Ayuntamiento de Huesca rechaza la cesión de suelo para la construcción de una nueva iglesia

El grupo municipal de CHA en el ayuntamiento de Huesca ha anunciado que no comparte la intención del equipo de gobierno PSOE-PAR de ceder los suelos para construir una nueva iglesia católica. Según este partido político “resulta increíble la alegría con la que el equipo de gobierno regala, a alguien que si de algo dispone es de espacios, los escasos suelos públicos que nos quedan cuando las necesidades de vivienda de protección, equipamientos sociales o impulsar el tejido productivo deberían marcar las prioridades”

Desde CHA hablan de una decisión “ya tomada” de ceder suelo público a la iglesia católica para la construcción de una parroquia en la ciudad, y afirman que “podrían haber esperado a conocer la opinión de los demás grupos municipales pero, como es norma de la casa y ejemplo de la prepotencia con la que el directorio mandado por Fernando Elboj actúa, los asuntos son compartidos con la oposición tan sólo cuando se trata de cuestiones conflictivas y recaba nuestro apoyo para contribuir a sacarles las castañas del fuego”.

Chunta Aragonesista no sólo no comparte la decisión ya tomada por el equipo de gobierno, sino que se opondrá a ella “en la medida que nuestras posibilidades lo permitan”. En este sentido, “habrá que saber en base a qué se puede hacer una cesión gratuita, sin ningún tipo de concurso a una organización que, sin entrar en lo buenos o malos de sus objetivos, tan sólo se dedica a atender las necesidades espirituales de una parte de la ciudadanía oscense”.

Este partido político lamenta que después de unos años “en que Fernando Elboj y sus equipos de gobierno se han dedicado a usar los suelos públicos con afanes fundamentalmente recaudatorios, después de ver como el patrimonio municipal generado con la aprobación del PGOU se ha reducido a casi nada, después de haber sido chantajeados por el Gobierno de Aragón para sacarnos hasta el suelo de una cabañera sin que el Ayuntamiento rechistara y después de ver como hemos contribuido a la financiación de otras administraciones regalando suelo municipal, estando en plena crisis lo mejor que se nos ocurra es seguir regalando suelo”.

Desde el grupo municipal de CHA en el ayuntamiento de Huesca creen que la Iglesia Católica “ya está suficientemente bien tratada en sus relaciones con las administraciones dado que, entre otras cosas, está excluida del pago del IBI al Ayuntamiento, recibe cuantiosas subvenciones para edificios religiosos que luego utilizan con carácter de casi exclusividad y, sobre todo, es fuertemente financiada según lo previsto en el Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos”. En este sentido una decisión de este estilo sienta un precedente absolutamente injustificable y discriminatorio respecto de otros colectivos y confesiones.

Comentarios