Guía para empresas ante un posible avance de la gripe A

El Ministerio de Sanidad y Política Social ha preparado una Guía con algunas recomendaciones a empresas y centros de trabajo para prepararlas ante el impacto de un avance de la pandemia de gripe. Es un Plan para asegurar la actividad de la empresa en una situación límite de falta de trabajadores. Organizar el trabajo para reducir los contactos entre trabajadores o procedimientos para que los empleados puedan trabajar desde casa son algunas de las medidas recomendadas.

Este Plan de Actuación de la Empresa o Centro de Trabajo es de aplicación en fases avanzadas de la pandemia de gripe, cuando pueda estar en peligro su productividad, y no establece nuevas obligaciones a la empresa, ni traslada responsabilidades de las administraciones sanitarias de Salud Pública a las empresas o centros de trabajo.

Las estrategias para el control de la enfermedad deberán estar armonizadas en el seno de la Unión Europea, y se aplicarán en función de la evolución de la pandemia, siguiendo las indicaciones de las autoridades de Salud Pública, Las estrategias incluyen, entre otras: el aislamiento, la cuarentena y el distanciamiento social, que incluye medidas como la modificación de la frecuencia y el encuentro cara a cara de los empleados (evitando el apretón de manos, sustituyendo las reuniones cara a cara por tele conferencias, facilitando y mejorando la utilización de las tecnologías de la información y los sistemas de comunicación). También se recomienda el distanciamiento social entre los empleados y los clientes.

Algunas medidas concretas son:

Designar a una persona para que elabore un plan para responder en caso de pandemia; Determinar los puesto de trabajo y trabajadores esenciales; identificar documentos esenciales y asegurar que haya personal que pueda acceder a ellos en caso de necesidad; Prepararse para la posible ausencia de trabajadores y organizar el trabajo para el menos contacto entre personas; Valorar los procedimientos para quelos trabajadorespuedan trabajar desde casa; seguir las recomendaciones de vacunación antigripal; poner a disposición de los trabajadores productos de higiene como jabón, pañuelos o toallas desechables y facilitar información de su uso; y por último, valorar la conveniencia de la utilización de mascarillas y Equipos de Protección Individual en los trabajadores, según recomendaciones sanitarias.

El desarrollo de planes de actuación en las empresas o centros de trabajo como éste plan, podría minimizar los efectos económicos y sociales asociados a la pandemia, garantizando la continuidad en la disponibilidad de los recursos básicos para el funcionamiento del país, así como reforzar la protección de la salud de las trabajadoras y los trabajadores.

Finalmente se anima a las empresas a llevar a cabo estas medidas recordando que el impacto de una pandemia sobre el personal de las empresas, la disponibilidad de medios de transporte, las comunicaciones o los servicios de salud, dañaría de forma importante el funcionamiento del sector empresarial y, en general, el de todos los sectores económicos.

Comentarios