Huesca ha dado su apoyo a la Feria Internacional de Teatro y Danza

Una vez que la feria ya ha concluido es hora de hacer balance y resumen de lo que han sido siete intensos días de teatro y danza. Desde la organización se indicaba que la respuesta del público ha sido inmejorable, superando las previsiones y posiblemente las cifras del pasado año, aunque están todavía sin concretar. Además se destacaba que Huesca cuenta con infraestructuras de primer nivel para acoger una cita de estas características con el CC. Matadero, el Teatro Salesiano, Teatro Olimpia y Palacio de Congresos.

Jesús Arbués, director de la feria, indicaba que la gente ha dado su apoyo a la feria en todos los sentidos. “Y lo que es más importante, ha confiado en la programación sin saber que espectáculo iba a ver, solo sabiendo que era de calidad.”

Tras el gran salto cualitativo que se dio el año pasado con el estreno del Palacio de Congresos de Huesca como centro neurálgico de la Feria y la introducción del Teatro Olimpia como espacio escénico, esta edición ha sido de consolidación de dichos espacios, algo que se ha visto reflejado en la cifra de profesionales acreditados que ha pasado de los 307 a los 352 de esta 23º edición, lo que supone un incremento del 15%. Una repercusión económica para la ciudad de más de 450 personas pernoctando, comiendo y viviendo durante unos días en la ciudad. Han participado 24 compañías (5 aragonesas, 5 internacionales y 14 nacionales)

Premios de la XXIII Feria Internacional de Teatro y Danza

Premio al mejor espectáculo de Danza: Sol Picó, “El llac de les mosques”.

Premio al mejor espectáculo de Teatro: Colectivo 96º, “Dar patadas para no desaparecer”.

Premio al espectáculo más innovador: Compañía David Fernández, “El corazón, la boca, los hechos y la vida”.

Premio del Público, patrocinado por Aragón Televisión: Wanted Posse, “Transe”

Comentarios