Cartas al Director: Sobre libros para jóvenes

Emilio Ubieto Auseré, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Ayerbe

El Ayuntamiento de Ayerbe ha renunciado a una subvención de 2.100 euros concedida por la Diputación Provincial de Huesca, destinada a la compra de libros para jóvenes. El total del presupuesto a justificar era de 3.500 euros, de los que el consistorio debería aportar 1.400.

La mayor parte del importe estaba destinada a iniciar, por primera vez en Ayerbe, una sección de libros para jóvenes, de los que existe una total y absoluta carencia. Otra pequeña parte estaba destinada a la adquisición de libros sobre Cajal ya que, pese a disponer de una de las mejores colecciones de España, hace ocho años que no se compra un solo libro.

La propuesta, presentada por el Grupo Municipal CHA en enero de 2008, no encontró oposición de los grupos municipales. Como consecuencia, dicha partida quedó integrada en los presupuestos generales y el ayuntamiento solicitó la subvención pertinente, de la que recibió notificación de concesión en diciembre de 2008.

Pese a ello, el Equipo de Gobierno PSOE-PAR, con la complicidad pasiva e incluso activa del PP, ha dejado pasar conscientemente la fecha de justificación del gasto, impidiendo así la realización del único proyecto cultural nuevo presentado y consensuado en la legislatura.

No es la primera vez que el Grupo Municipal CHA encuentra impedimentos para sacar adelante sus propuestas sobre actividades culturales, pero esta es la más grave ya que afecta a la formación y al tiempo de ocio de los jóvenes. La realidad es que, con la máxima de “para qué gastar si los jóvenes de Ayerbe no leen”, tanto al PSOE como al PP, les parece un despilfarro dicha inversión de futuro.

Como funesta consecuencia de esa conjunta forma de pensar, la concejala responsable de la biblioteca, ha incumplido el acuerdo tomado en reunión de portavoces el día 24 de enero de 2008, después reconocido en el Pleno del 25 de enero de 2008. Además, lo ha hecho a hurtadillas, sin una reunión informativa para explicar su decisión unilateral.

Lo lamentable no es solo que privan a nuestros jóvenes del ocio y reflexión que les ofrece la lectura en una de sus etapas más difíciles, sino que la decisión es fiel reflejo de su falta de interés general por los libros. Como ejemplo de desidia en la biblioteca, tan solo decir que los ayerbenses llevan 8 años sin poder leer un sólo libro de Cajal, cuando hay trescientos títulos diferentes almacenados en un local.

Con esta decisión que incumple ética y legalmente con la cultura, se adivina el triste camino que tiene el proyecto cultural de Ayerbe, donde se prefiere gastar sin rubor en tracas y orquestas efímeras, que invertir en formar y entretener a los jóvenes ayerbenses, totalmente desasistidos de actividades no nocturnas.

Pero lo más triste es que, uniendo sus fuerzas por primera vez en la legislatura, el PSOE y el PP incumplen ominosamente un acuerdo, sentando un precedente muy peligroso, que sirve para sembrar la desconfianza entre quienes tenemos que trabajar juntos por Ayerbe durante toda la legislatura.

Comentarios