Presentado el Proyecto Interreg IV Aguaflash que mejorará el medio ambiente y la salud del Flumen

Este miércoles se presentaba en Grañén el proyecto Interreg IV Aguaflash que comprende, entre otros, un estudio de la cuenca del río Flumen. El principal objetivo de Aguaflash es el desarrollo de un prototipo que permita la evaluación de los riesgos de degradación de las calidad de las aguas en periodo de crecidas en las cuencas vertientes agrícolas del Sudoeste europeo.

Este prototipo consistirá especialmente en una herramienta de ayuda para la formulación de planes de acciones para administrar los puntos de captación del agua potable en lugares con riesgos de contaminación en periodos de crecidas. El segundo objetivo del proyecto se refiere a la exploración de herramientas que permitan medir las consecuencias biológicas de estos riesgos de degradación rápida e intensiva de la calidad química y física del agua en periodo de crecidas.

Aguaflash incluye el estudio de cuatro cuencas fluviales de España, Francia y Portugal, todas ellas con fuerte impacto agrícola. En España se realizará, además de en la del río Flumen, en la del Alegría (País Vasco).

El proyecto incluye varias fases. En la primera se estudiarán las características medioambientales de la cuenca y posteriormente se realizará un mapa de potencialidad de riesgos (nitratos, pesticidas,...), con el objetivo final de lograr un mapa de zonas de degradación de la calidad de las aguas en la red hidrográfica. Como ha explicado Sánchez, “el proyecto está comenzando y este debate que hoy vamos a tener servirá para readaptarlo”. Tras la investigación de las características del río Flumen, “se estudiará su grado de contaminación en periodo de crecida, y si se confirma la hipótesis de trabajo, se identificarán las zonas que contribuyen a esa contaminación para conocer porque se degrada la calidad del río y qué zonas concretas del mismo están afectadas para poder buscar soluciones”. Tras la presentación y el debate, los asistentes han realizado un recorrido por zonas con cultivos de regadío por aspersión y por inundación y han realizado una parada en la parte baja de la cuenca.

Se trata de la primera reunión del Comité Consultivo de este proyecto, en el que participan seis equipos de investigadores franceses, españoles y portugueses: Universidad del País Vasco, Agencia Estatal de Investigación CSIC, Universidade Técnica de Lisboa, Cemagref de Aquitania (Francia), Institut Nacional Polytechnique de Toulouse, Midi-Pyrénées (Francia), Instituto Nacional de Recursos Biológicos de Portugal en Lisboa y Universidade de Évora en Alentejo (Portugal).

Comentarios