IU Jaca rechaza la candidatura olímpica y apuesta por el desarrollo sostenible

La Asamblea Local de Izquierda Unida de Jaca considera que presentar la candidatura olímpica para los juegos olímpicos de invierno es “una tomadura de pelo, porque supone la intención de malgastar el dinero publico”. “Durante muchos años, en el Ayuntamiento jacetano hemos aguantado el derroche presupuestario y el mal uso que el PSOE ha dado a los fondos públicos”, asegura Manuel Rabanal, miembro de IU Jaca.

Rabanal asevera que “los datos y las experiencias son claros y no mienten” y pone como ejemplo el FOJE que, a su juicio, “fue un derroche de energía y dinero de los aragoneses y, en especial, de los jacetanos, además de la descoordinación por una nefasta gestión y la nula la repercusión económica en la zona”.

Izquierda Unida de Jaca denuncia “el oportunismo político que supone la coacción propuesta por el vicepresidente de Gobierno aragonés, José Ángel Biel, que, en vez de luchar por nuestros derechos, justifica la necesidad del derroche de dinero público en una candidatura ‘irrisoria’. Todo para poder potenciar y acelerar las comunicaciones” con el fin de desarrollar el eje Zaragoza-Huesca-Jaca. “La candidatura olímpica – continuan- no es una condición sine qua non para que el gobierno PSOE-PAR realice alguna de sus promesas, esas que con tanta facilidad olvidan después del recuento electoral”.

Por otra parte, Rabanal muestra su preocupación ante “la falta de seriedad” de demuestra el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, “que tan pronto plantea una fecha como otra la presentación de la candidatura”. Por ello, IU Jaca emplaza al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Zaragoza ha solucionar los verdaderos problemas de la ciudadanía, en lugar de apostar por una candidatura olímpica. En este sentido, Rabanal reitera que la DGA “tiene la cabeza puesta en proyectos faraónicos, en lugar de pensar y poner en marcha medidas eficaces frente a la crisis”.

“No pueden ‘vender’ que Aragón está en condiciones de optar a la candidatura olímpica con proyectos como la ampliación de Cerler, y la unión de Formigal con Astún y Candanchú, porque suponen ‘un abuso urbanístico’, fomentan el pelotazo, tienen un elevado coste ambiental y generan un crecimiento desordenado que hipoteca el futuro social y ambiental de las zonas de montaña”, señala y recuerda que la Comisión de Peticiones europea aprobó en febrero el informe Auken sobre urbanización extensiva en España y permite que Europa pueda paralizar proyectos que no cumplan con la normativa”.

Izquierda Unida opina que “el futuro económico de la zona necesita un proyecto que apueste en serio por el desarrollo sostenible de los pueblos pirenáicos, y no grandes acontecimientos que suelen enriquecer a las empresas y se olvidan de que la población necesita otro tipo de inversiones.

Comentarios