Disminuyen las denuncias a la Policía Nacional relacionadas con los menores e Internet

En los últimos dos o tres años, los casos de delitos y quejas relacionadas con los menores de edad y su relación con Internet han disminuido en Huesca. El Inspector Jefe de la Policía Nacional, Carlos García, explicaba que hay que tener mucho cuidado al introducir los datos personales en la red, y por ello hay que formar a los jóvenes de los peligros que ello conlleva. Desde hace casi tres años, se están llevando a cabo charlas en colegios y asociaciones para que los jóvenes tomen conciencia, y desde entonces, la provincia de Huesca no ha contabilizado delitos relacionados con el uso de los menores para conseguir datos privados a través de internet.

Introducir los datos personales en redes sociales (Facebook, Tuenti…) puede ser el camino para sufrir estafas o extorsiones. Para evitar estos casos, el Ministerio de Interior en colaboración con la autoridad en Educación pusieron en marcha hace casi tres años el Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad escolar. De allí ha surgido el proyecto de acercar a los menores información sobre estos peligros. Hace tiempo que responsables de la Policía Nacional acuden a colegios y asociaciones para impartir charlas sobre este asunto. García asegura que esta medida ha propiciado que en los dos últimos años hayan desaparecido en Huesca los casos de estafas y delitos informáticos propiciados por la ignorancia de los jóvenes en estos asuntos.

Dentro del ciclo “Educar para el futuro” que el Centro Cultural de Ibercaja organiza, la primera conferencia era impartida por el Inspector Jefe Carlos García y trataba los peligros de los hijos frente a la red, y también su prevención.

El Inspector Jefe Carlos García alerta de los peligros de las redes sociales. Facebook por ejemplo, tiene una cláusula en la que afirma que todo el material (imágenes, videos, opiniones…) que se haya introducido en el portal, quedará en su poder al cerrar la cuenta. Las cuentas de correo personales también pueden entrañar peligros, porque si no se cuida la privacidad de las claves, se pueden dar casos de usurpación de la identidad para desprestigiar a esa persona. Esta práctica es un delito y puede tener consecuencias penales.

Las páginas de compra por Internet también pueden esconder estafas si se paga por adelantado, o así mismo, existe la posibilidad de que si se introducen datos bancarios en espacios poco protegidos, se piratee el ordenador para sacar beneficio de ellas. Por todo ello, desde la Policía Nacional se hace un llamamiento a la responsabilidad de los padres para que no faciliten sus datos privados para el uso de sus hijos en espacios poco controlados.

En la conferencia García también reconocía el gran valor de Internet y la necesidad de este medio en la actualidad. Aseguraba que la prevención de estos peligros no es prohibir el uso de Internet a sus hijos, sino conocer dónde están los peligros.

Comentarios