El turismo desciende en la provincia tras los excelentes datos del 2008

Biescas, turistas, verano

Con el comienzo del otoño, el sector del turismo comienza a hacer balance de la temporada estival en la provincia de Huesca, que contaba este 2009 con el referente de las excelentes cifras del verano pasado, cuando se superaron todas las expectativas y se obtuvieron datos históricos de visitantes y ocupación hotelera.

Al igual que ocurre en las estadísticas nacionales y autonómicas, el último dato sobre ocupación turística, fechado en agosto de 2009, arrojaba unas cifras preocupantes, con un descenso del 4’6% respecto al mismo mes del año anterior. Las modalidades de establecimientos hoteleros, acampamentos turísticos y alojamiento rural han descendido entre un 5 y un 6%, mientras que los apartamentos turísticos han mejorado sus cifras con respecto a agosto de 2008.

Además, la previsión del Observatorio Socioeconómico de Huesca es que, de cara a lo que queda de año y el próximo 2010, la oferta turística seguirá descendiendo con una reducción anual de hasta un 4% en el número de plazas de la provincia.

Por otra parte, respecto al movimiento turístico de viajeros, la tendencia generalizada sigue siendo la disminución del mismo exceptuando la modalidad de acampamentos turísticos, que se mantiene estable con pequeños incrementos de viajeros y pernoctaciones, y la modalidad de apartamentos turísticos, que pese al descenso de viajeros, aumenta en pernoctaciones un 2% gracias al turismo extranjero.

Por comarcas, destaca la buena evolución en 2008 del Alto Gállego, que obtiene los mejores datos en pernoctaciones al año y ocupación media, y la Jacetania, que continúa líder en número de viajeros. Por su parte, la Ribagorza obtiene una estancia media superior en establecimientos hoteleros con 3’2 días.

Pese a estos datos, según destacan desde el Observatorio Socioeconómico de Huesca, la asignatura pendiente sigue siendo el posicionamiento en la red del turismo aragonés

Comentarios