La temperatura de este verano en la provincia ha superado la media de los últimos 14 años

termometro 37 grados, calor , verano

El pasado 30 de septiembre finalizaba la aplicación del “Plan de Vigilancia de los efectos de temperaturas extremas sobre la salud”, que se ponía en marcha el 1 de junio en consonancia con todas las comunidades autónomas y de acuerdo con los protocolos previstos por el Ministerio de Sanidad y Política Social. En la evaluación de este plan, que ha realizado la Dirección General de Salud Pública, se ha puesto de manifiesto un aumento de las temperaturas en Zaragoza, Huesca y Teruel, que han sido superiores a la media de los últimos 14 años.

Las diferencias más acusadas se han registrado en las máximas alcanzadas en Teruel y Huesca, y en las mínimas de Zaragoza. En Teruel, la temperatura máxima ha superado la temperatura media de los últimos 14 años el 76% de los días, mientras que en Huesca se ha superado el 75% de los días y en Zaragoza el 66%. Las temperaturas mínimas han superado la temperatura media de los últimos 14 años para este periodo el 80% de los días en Zaragoza, el 72% en Teruel y el 68% de los días en Huesca.

El umbral de alerta está determinado por las series históricas de temperaturas máximas y mínimas diarias en las capitales durante el verano. Estos umbrales son de 36 grados centígrados de máxima en Huesca, 35 en Teruel y 37 en Zaragoza, y mínimas de 20 grados en Huesca y Teruel, y 21 en Zaragoza.

Entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, la alerta por altas temperaturas se activó en la provincia Zaragoza un día en junio, once en julio y tres en agosto. En Huesca se activó un día en julio. Y en Teruel no hubo necesidad de ponerla en marcha.

El informe indica que las urgencias hospitalarias han estado dentro de lo esperado. En este periodo se atendieron 19 urgencias como consecuencia de patologías derivadas del calor. De ellas, 11 fueron atendidas en Zaragoza, cuatro en Calatayud y otras cuatro en Alcañiz. Del total de los casos, ocho precisaron ingreso hospitalario en la ciudad de Zaragoza. El estudio también señala que durante el verano no se han producido fallecimientos directamente relacionados con las altas temperaturas.

La evolución de la mortalidad general entre los mayores de 65 años ha permanecido dentro de lo esperado en Teruel y Zaragoza. En la ciudad de Huesca se produjo un incremento de la mortalidad en mayores de 65 tomando en comparación el mismo periodo de otros años, durante las semanas centrales de agosto, coincidiendo con los días más calurosos.

El nivel de alerta 0 (color verde) indica que está previsto que en los cinco días siguientes ningún día superará el umbral de temperaturas medias habituales; el nivel de alerta 1 (color amarillo) se activa cuando hay una previsión de temperaturas superiores a la media durante 1 a 2 días; el nivel 2 (naranja), cuando el exceso de temperaturas se prolongue de 3 a 4 días, y el nivel 3 (rojo), cuando la persistencia de temperaturas más altas de lo habitual se mantenga durante los 5 días siguientes.

Comentarios