En la provincia de Huesca, más de 31.000 personas viven por debajo del umbral de la pobreza

pobreza, mendigo, indigente

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Pobreza, Cáritas Aragón ha hecho público un estudio sobre el número de habitantes de la comunidad que viven por debajo del umbral de la pobreza, que se sitúa en torno al 14% de la población. En Huesca son 31.500 personas, 133.000 en Zaragoza y 20.400 en Teruel, datos que, según Pilar Polo directora de Cáritas Huesca, son preocupantes y demuestran que vivimos en “un planeta enfermo”

Tanto en nuestra comunidad autónoma como en el resto del país, la pobreza se ha visto acentuada en los últimos meses con motivo de la crisis económica, que ha puesto de manifiesto la situación de “falso bienestar” en que vivíamos con anterioridad. Además, según Polo, la crisis se ha cebado sobre todo con el colectivo inmigrante debido al aumento del desempleo

Desde Cáritas Huesca señalan que la crisis plantea la oportunidad de crear un nuevo modelo de desarrollo para contribuir a distribuir de forma más equitativa y erradicar la discriminación, sobre todo la racista, ya que, afirman, “el racismo está apareciendo de nuevo”.

Por todo esto, Pilar Polo habla de crisis económica, pero también de humanidad y civilización”

La pobreza se acentuó en los últimos meses de 2008

Según las cifras recogidas por Cáritas Diocesana de Huesca, en los últimos meses de 2008 se produjo un aumento de más del 10% en el número medio de demandas de ayuda a esta institución, aumentado sobre todo las demandas de ayudas a la vivienda (un 30%) tanto para el alquiler como para el pago de hipotecas. Por otra parte, se incrementaba el número de demandas realizadas por personas inmigrantes (un 7%), con situación regularizada que, en muchos casos se han quedado sin empleo. También han aumentado las demandas de ayuda para alimentos en un 15%.

Por orden de importancia, es en los programas de acogida, empleo e inmigrantes donde se detecta con mayor intensidad este aumento en las demandas. Cáritas acoge a mucha gente que acude por primera vez, personas que han pasado de la vulnerabilidad a la pobreza. El número total de ayudas económicas aumentaba a finales de 2008 un 22%, siendo los cambios más significativos los aumentos en vivienda (un 150%, que incluye alquileres y consumos de agua, luz, gas...), y alimentos (un 15%).

En lo que se refiere a los perfiles de los beneficiarios, aumenta en las mujeres solas con cargas familiares, hombres en paro receciente, procedentes de empleos de baja cualificación de los sectores de la Construcción y la Hostelería, familias jóvenes con niños pequeños, y mujeres inmigrantes reagrupadas, de 40 años o más, que buscan trabajo por primera vez, mayoritariamente como empleadas de hogar (generalmente son esposas de maridos en paro.

El último informe FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) ponía de manifiesto que, a pesar del proceso de crecimiento económico sostenido que se registraba en España en la última década, los índices de desigualdad y de pobreza apenas se han reducido. La pobreza sigue afectando a una quinta parte de los hogares españoles. Como dato destacable, reaparece la figura de la pobreza infantil, que en España es una de las más altas de la Unión Europea.

Comentarios