Cine y literatura franquista en el congreso sobre los 70 años que han pasado de la dictadura

Tras la inauguración del congreso "Vencedores y vencidos: exilio y dictadura, setenta años después" a cargo de Paul Preston, este martes se van a desarrollar dos conferencias. La primera sobre cine y la segunda sobre literatura en tiempos de Franco.

Audio sin título

A las 19:00 horas Agustín Sánchez Vidal, Catedrático de Historia del Cine de la Universidad de Zaragoza desarrollará la conferencia "España en blanco y negro. ¿Hubo alguna vez un cine franquista?

Posteriormente, a las 20:00 horas, Jordi Gracia, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza hablará sobre "Los pasos de la restitución: modernidad y literatura en el franquismo"

Agustín Sánchez Vidal es catedrático de Historia del Arte (Cine y otros medios audiovisuales) en la Universidad de Zaragoza, donde ha ejercido con anterioridad la docencia e investigación en Literatura Española. Ha sido profesor invitado en varias universidades americanas y europeas, como las de Princeton y Nanterre. Guionista de cine y televisión, ha colaborado con realizadores como Carlos Saura.

Entre sus más de cincuenta libros sobre Literatura, Arte y Cine, cabría destacar “Buñuel, Lorca, Dalí: el enigma sin fin”, con el que en 1988 obtuvo el premio Espejo de España. En 2005 debutó en la ficción con “La llave maestra”, editada en una docena de países, y seguida por “Nudo de sangre”, con la que ganó en 2008 el Premio Primavera de Novela.

Jordi Gracia, Barcelona, 1965. Es catedrático de literatura española en la Universidad de Barcelona y colaborador de El País. Ha escrito varios libros en torno a la historia intelectual de la España contemporánea, entre ellos, “Estado y cultura. El despertar de una conciencia crítica bajo el franquismo” (Anagrama, 2006, 2ª edición revisada y actualizada) y “La resistencia silenciosa. Fascismo y cultura en España”, premio Anagrama de Ensayo 2004. Es autor, en colaboración con M. Á. Ruiz Carnicer, de “La España de Franco. Cultura y vida cotidiana” (2001) y coeditó en 2004 junto con Joaquín Marco el estudio y extensa antología “La llegada de los bárbaros. La narrativa hispanoamericana en España (1960-1981)”.

Sus últimos libros son “El valor de la disidencia. Epistolario de Dionisio Ridruejo, 1933-1975” (2007), el ensayo biográfico “La vida rescatada de Dionisio Ridruejo” (2008) y en coedición con Domingo Ródenas la antología “El ensayo español. Siglo XX”, Crítica, 2009. Ha preparado también una selección de trabajos de Alfonso Reyes titulada “La experiencia literaria y otros ensayos” (2009) y en 2010 aparecerá su libro “A la intemperie. Exilio y cultura en España” (Anagrama).

Para este miércoles está prevista la intervención de Julián Casanova, miembro del comité científico del congreso y Catedrático de Historia de la Universidad de Zaragoza. Será a las 19:00 horas en la Diputación Provincial de Huesca. A las 20:00 horas, el escritor y periodista José Andrés Rojo, hablará sobre "Las marcas de la derrota. El exilio del general Vicente Rojo".

Este jueves, 22 de octubre, terminará esta cita en la que están participando importantes investigadores de este periodo histórico. A las 20:00 horas la escritora Almudena Grandes pronunciará la conferencia de clausura titulada "Entre el esplendor y la melancolía, memorias del exilio".

Paul Preston: "Franco fue un gran mentiroso"

El hispanista Paul Preston era el encargado de pronunciar la conferencia inaugural del congreso "Vencedores y vencidos", que se desarrolla durante esta semana en Huesca. Preston se mostraba rotundo: "Franco fue un gran mentiroso". Añadía que esas mentiras calaron tan hondo en la sociedad española merced al control total que había de los medios de comunicación y del sistema educativo; todo ello acompañado de un "ambiente de terror estatal".

Las mentiras de Franco aparecen recogidas en el libro de Paul Preston "El gran manipulador: la mentira cotidiana de Franco". Preston asegura que "muchas de las creencias populares con respecto a Franco son falsas: no fue el general más joven de Europa desde Napoleón, ni el valiente artífice de la neutralidad española en la II Guerra Mundial, ni el arquitecto del crecimiento económico español de los años 60".

Paul Preston reconocía en Huesca que quedó fascinado por España cuando decidió acercarse a este país para estudiarlo con más profundidad. Era el año 1968 y destaca de entonces que España era diferente a lo que estaba acostumbrado a ver y a sentir. Habla de esa España como diferente en olores, con tiendas de artesanos en las que se les veía trabajar, con una población extremadamente amable,...

Este investigador está preparando otra obra sobre la violencia que había en España en los años 30 y 40, es decir, durante la II República, la guerra civil española y los primeros años de la post-guerra.

Comentarios