Cooperantes oscenses constatan los avances conseguidos en Nicaragua

Dos cooperantes del Movimiento Rural Cristiano de Monegros, Ruben Darío Núñez y Ana Cristina Zamora, regresaban este jueves de Nicaragua, donde han participado en el I Foro de la Cooperación Externa, que se ha celebrado del 16 al 19 de octubre, en la ciudad nicaragüense de Ocotal, donde esta ONG lleva trabajando desde la tragedia del Huracán Mitch, en 1998.

Con esta conferencia local de donantes, llegados de España y de otros países como Francia, Alemania o Inglaterra, se intentaba recaudar fondos con los que potenciar el desarrollo de esa localidad, de 40.000 habitantes, el 72% de los cuales viven por debajo del umbral de la pobreza. Precisamente, el alcalde de Ocotal, Carlos Norori clausuraba el Foro indicando que “Queremos que ustedes se conviertan en nuestros aliados, para armar una cadena internacional de la solidaridad”.

Durante cuatro días, representantes municipales y delegados de los Ministerios de Sanidad y de Medio Ambiente han dado a conocer a los cooperantes internacionales las necesidades más urgentes de los vecinos y vecinas de Ocotal. Entre ellas destacaron la vivienda (más de 150 familias residen en zonas seriamente amenazadas por inundaciones, terremotos o deslizamientos de laderas), el agua (la grave sequía solo garantiza suministro para los próximos 5 años y la cobertura de alcantarillado apenas alcanza el 30% de la población), la salud (solo 10 médicos atienden a toda la población, en la que existe una alta tasa de enfermedades diarreicas agudas y el dengue), el desempleo (más del 35% de la población activa está parada) y la educación (necesidades de rehabilitar y equipar gran parte de los centros de educación infantil). Una lista interminable de deficiencias a las que, según aseguró el alcalde, no puede dar respuesta un ayuntamiento que apenas dispone de un presupuesto de 36 millones de córdobas (1,2 millones de euros).

Los miembros del Movimiento Rural Cristiano de Monegros, en representación del presidente de la entidad, el robresino Antonio Brosed, aprovecharon su breve pero intensa visita a Nicaragua para supervisar el desarrollo de las acciones que están ejecutando en esta ciudad desde hace ya 12 años, y que pasan por el programa de apadrinamientos de más de 300 niños y niñas (los padrinos españoles aportan 18 euros al mes, la mitad de los cuales se entregan a las familias para que los cajeen por alimentación únicamente); la atención educativa y alimentación diaria de cerca de 400 escolares de Infantil y Primaria y de ancianos en dos centros educación infantil ubicados en los barrios de Roberto Gómez y Hermanos Zamora; la construcción y equipamiento de un centro de salud que atiende a más de 2.000 vecinos de la zona; la construcción y equipamiento de la Casa de la Cultura Monegros que cuenta con telecentro, taller de costura, cursos de guitarra y de inglés, clases de refuerzo escolar…; un proyecto agrario con el pueblo indígena de Mozonte; y ayudas económicas para compra de medicamentos y colocación de audífonos para la asociación de niños discapacitados ‘Los Pipitos’. Todo ello financiado con un presupuesto global de unos 100.000 euros que aportan la Comarca de Los Monegros, el Obispado de Huesca, los Ayuntamientos de Robres, Monzón y Sariñena, la Diputación Provincial, los apadrinamientos, Ibercaja, CAI y donativos particulares.

Comentarios