IU Huesca introduce novedades en su propuesta para las ordenanzas de 2010

Tras valorar el borrador presentado por el equipo de gobierno para las ordenanzas fiscales de 2010, Izquierda Unida Huesca mantiene las líneas fundamentales de su propuesta inicial y ha decidido introducir una serie de novedades que profundizan en ellas y que esperan, “el equipo de gobierno recoja definitivamente”.

Desde esta formación política hacen hincapié en la actualización del IPC (-1%) como media general, es decir, “no como criterio de aplicación general, sino como una media resultante tras establecer criterios de progresividad allí donde es posible” y mantienen la equiparación de familias monoparentales y numerosas en todas las tasas e impuestos en cuanto a bonificaciones y tarifas específicas.

En cuanto al IBI introducen dos nuevas propuestas: la reducción del tipo de gravamen al 0,8695%, con lo que, afirman, “se consigue neutralizar la actualización del valor catastral, de forma que no tenga un impacto significativo en la cuota final”; y piden un tipo diferenciado incrementado en un 0,1% para el 10% de los valores catastrales más altos, exceptuando el uso de vivienda.

Por otra parte, mantienen los tramos de progresividad en las bonificaciones a familias numerosas y monoparentales según el valor catastral de las viviendas y la propuesta de recargo del 50% a las viviendas desocupadas.

Con este conjunto de medidas sobre el IBI, desde IU persiguen no incrementar la cuota a la mayoría de ciudadanos y ciudadanas, mantener el nivel de recaudación y dotar de más progresividad al impuesto. Además, el recargo a la vivienda desocupada, es un incentivo para introducir vivienda de alquiler en el mercado.

En materia medioambiental, Izquierda Unida mantiene las bonificaciones por una menor emisión de CO2 en los vehículos y la bonificación del 50% en el ICIO para las construcciones que incorporen calderas de biomasa, con lo que se pretende impulsar este tipo de energías renovables.

Además, continúan proponiendo una bonificación del 100% en el uso de mobiliario y enseres municipales por parte de las entidades sin ánimo de lucro, con la novedad de fijar un límite de 300 euros a modo de franquicia. Así se facilita la organización de eventos a estas asociaciones y organizaciones, controlando los costes que supone para el ayuntamiento.

Finalmente, mantienen la inclusión de tasas para las compañías de telefonía móvil por las antenas y para las entidades bancarias por los cajeros automáticos situados en el exterior, ya que son usuarios del espacio público.

Comentarios