Leyre Morlans optimista de cara a la nueva temporada

2006012626 leire morlans.JPG

La esquiadora panticuta Leyre Morlans, única aragonesa en los equipo nacionales de esquí en esta temporada 2009-2010, afronta con ilusión la que va a ser su séptima temporada en la élite nacional. Aunque sus competiciones internacionales no arrancan hasta finales de noviembre, con una prueba de Copa del Mundo en Canadá, los entrenamientos no paran, y es que este año es importante, pues hay Juegos Olímpicos en Vancouver y podría ser la segunda vez que Leyre acude a una cita olímpica.

‘Optimista’, así afronta Leyre Morlans una nueva temporada en el equipo español femenino de esquí alpino, en el que junto a María José Rienda y Carolina Ruiz van a ser el trío que compita en las principales competiciones de Copa de Europa y Copa del Mundo. Precisamente en una prueba Mundial debuta esta temporada Leyre. Será en Canadá a finales de noviembre, una cita a la que acude por tercera vez y aunque se conoce la pista, la dificultad es alta, pues la propia esquiadora aragonesa cuenta que ‘es una pista rápida, en la que suele haber poca visibilidad y siempre es complicado’. A Canadá acudirá con Carolina Ruiz, con la que comparte las disciplinas de Súper Gigante y Descenso, y con la que habitualmente entrena. ‘Somos muy amigas’, dice, y ‘aprendo mucho de ella, porque está a un nivel superior al mío y me da buenos consejos’.

En cuanto a los objetivos de la temporada, como cada año es hacerlo mejor que el año anterior, pero además ahora hay un incentivo extra, los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010, cita en la que podría estar Leyre, si la temporada va bien. Leyre, que ya estuvo en Turín, espera esta en la cita olímpica, pero no se obsesiona. ‘Aún falta mucho para eso, y primero tengo varias carreras importantes en las que tengo que hacerlo bien. Me estoy encontrando muy fuerte en los entrenamientos pero las carreras son otra cosa, así que habrá que ver cómo llevo la temporada y después si llega mi oportunidad de ir a Vancouver, lo haré lo mejor posible’.

Estar en la élite de cualquier deporte no es fácil, pero en un deporte individual y tan competitivo como el esquí, menos. Leyre lo acepta porque sabe que es afortunada al poder hacer lo que le gusta. Por supuesto no quiere ni oir hablar de las lesiones que ojala no le toquen, ni esta temporada, ni en las próximas. El ejemplo más cercano lo tiene en María José Rienda, y por ella saben que tanto las lesiones como las recuperaciones son muy duras, pero también pueden tomar nota de la fortaleza y empeño en volver a la élite después de haber estado prácticamente un año en blanco.

Comentarios