El ayuntamiento recibe las obras del crematorio que empezará a funcionar en enero

El crematorio de Huesca es ya una realidad, el consistorio oscense recibía la obra de esta instalación que ha costado más de 700.000 euros y que va a dar un servicio que hasta ahora no se daba. Cada incineración costará 180 euros. Es de gestión pública, ya que las empresas privadas, las funerarias, después de mostrar su intención de gestionar la instalación no quisieron hacerlo. Germán Sanromán, concejal responsable del cementerio indica que "querían el jamón pero no el hueso".

Audio sin título

El de la incineración se consideraba por parte del ayuntamiento un servicio muy necesario ya que hasta ahora había que llevar los cadáveres hasta Monzón o Zaragoza. Se tiene visión provincial y se espera que la nueva instalación sea utilizada también por otras localidades de la provincia que tampoco disponen de un crematorio cercano.

Ha sido un proceso muy largo, con diferentes trabas, desde que se implementó este proyecto hasta que por fin se ha recibido la obra, aunque todavía habrá que esperar hasta comienzos de año para que entre en funcionamiento. El 1 de septiembre de 2004 fue aprobado en Pleno el establecimiento del Servicio Público Local de Crematorio, su Reglamento de Explotación y el Proyecto Básico de construcción del Crematorio de la Ciudad de Huesca. Después de más de cinco años se han recibido las obras.

El crematorio cuenta con dos hornos para cubrir los tres procesos por los que pasa la incineración de un cadáver que tiene una duración de cuatro horas. Cuenta también con una cámara frigorífica para conservar los cuerpos que por cualquier cuestión no se puedan incinerar. Habrá una incineración al día, estará abierto los 365 días del año y su horario de apertura es de 9:00 a 18:00 horas.

Comentarios