Según el programa THAO el 70% de niños entre 9 y 11 hace ejercicio físico

De los datos conocidos en el transcurso del IV Congreso Nacional THAO contra la obesidad infantil, celebrado en Monzón, se desprende que el 30% de los niños entre 9 y 11 años, no hace ejercicio físico diario, el 75 % lo practica el sábado, el 50 % el domingo, y más de la mitad, ocupa espontáneamente la calle y los espacios públicos para jugar.

El programa THAO animará a los colegios y municipios a ampliar el abanico de deportes y a las familias a hacer excursiones a la naturaleza. Así, el director general de Deportes, Álvaro Burrell, destacaba que los niños tienen que hacer deporte porque se divierten y hay que evitar actitudes sedentarias, confirmando que la obesidad infantil es más fruto de actitudes pasivas, más que por trastornos alimentarios. La DGA ha elaborado un libro blanco para incentivar el deporte en los niños y niñas de Aragón.

También se remarcó la importancia de dormir 10 horas, y todo ello sin bajar la guardia en el campo de la alimentación.

El presidente de la Fundación Thao, Henri García, anunciaba que el próximo 10 de Noviembre se conocerá el informe sobre los 17.000 niños y niñas españoles que se han medido y pesado para conocer si el índice de obesidad está por debajo o por encima de la media europea.

Por su parte, Isabel Blasco, Concejal de Salud del Ayuntamiento de Monzón, dedicaba unas palabras de reconocimiento al trabajo de los investigadores de las universidades, y en concreto al equipo de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza que desarrolló en la ciudad de Huesca el Proyecto Idefix, que también tiene como fin la prevención de la obesidad infantil. El equipo estaba representado por Natalia Lascorz, quien llamaba la atención sobre un tercer factor de suma importancia en la batalla; el control del estrés.

Así pues del IV Congreso Nacional THAO se desprende que lo importante es la conjunción de una buena alimentación, el ejercicio y la tranquilidad. El THAO engarza a día de hoy a 38 municipios españoles en los que viven dos millones de personas. De ellas, 170.000 son niños, y uno de cada trece es obeso.

Comentarios