Mujer española, joven y con estudios, perfil de la empresaria aragonesa

Las mujeres empresarias aragonesas son de nacionalidad española, jóvenes (el 70 por ciento es menor de 44 años) y muchas, el 40 por ciento, poseen estudios universitarios. Estos son sólo algunos datos que se desprenden de “El Empresariado femenino en Aragón”, una publicación impulsada por el Instituto Aragonés de la Mujer y la Universidad de Zaragoza, a través de la Cátedra sobre Igualdad y Género. El perfil de las empresarias aragonesas tiene, sin embargo, otros muchos matices que se han visibilizado con este estudio que ha coordinado la investigadora Isabel Brusca.

La investigación se inició con el objetivo de detectar las deficiencias y debilidades del empresariado femenino y ponerles solución. Para ello, 373 mujeres empresarias completaron unas encuestas a través de las que se estudiaba el perfil y características de las empresas, las dificultades con las que se encuentran sus responsables o la forma en la que concilian su vida laboral y personal. Así, se ha determinado que el 20 por ciento de las mujeres crean la empresa cuando se incorporan al mercado de trabajo, en gran medida como una forma de autoempleo.

Los obstáculos que afirman encontrar al inicio de su actividad son la falta de ayudas económicas oficiales, la falta de recursos financieros o los trámites burocráticos. Sin embargo, admiten contar con abundante apoyo institucional a través de organismos como el IAM, el INAEM o las Cámaras de Comercio.

Entre las empresas analizadas predominan las individuales -el 45,8 por ciento se dan de alta en el régimen de autónomos- y son pequeñas sólo el 16 por ciento tiene más de cinco empleados, y el 30 por ciento constan únicamente de la propia empresaria-.

En cuanto a la conciliación de la vida laboral y personal, el estudio afirma que en la mayoría de los casos, las mujeres no lo consideran un problema importante, ya que son un 25,8 por ciento las que lo hacen frente al 37 por ciento. Por otra parte, las mujeres empresarias no consideran que la discriminación por género sea una barrera importante en su actividad aunque, al mismo tiempo creen que los hombres tienen las cosas más fáciles y que la discriminación por género está presente en muchas otras áreas de la sociedad.

Comentarios