La Diputación suministrará más de 57.000 plantas a las localidades altoaragonesas

Temporero

La Diputación de Huesca ya ha iniciado la Campaña de árboles y arbustos del Vivero Provincial, en la que se ponen a disposición de los ayuntamientos, comarcas y entidades menores de la provincia más de 140 especies diferentes de árboles, arbustos y plantas aromáticas para repoblar los entornos y adornar los parques y jardines de los municipios que lo soliciten. En esta campaña, la Diputación de Huesca oferta, a un precio especial, una producción de más de 57.000 plantas, unas 200 más que el año pasado.

En total hay 141 especies diferentes, entre las que se encuentran una veintena autóctonas como la salvia, el chopo negro, la encina, el pino o el madroño y, algunas de nueva incorporación este año, como la higuera o la aliaga, que también son autóctonas.

Esta Campaña otoño-invierno, cuya finalización está prevista para el mes de febrero, dedica el primer mes de la campaña a que los municipios soliciten las plantas que necesitan. Para realizar las peticiones, los ayuntamientos interesados pueden ponerse en contacto con las oficinas del Vivero Provincial, en horario de 8 a 14 horas en el teléfono 974 220 849. Una vez formalizada la petición, que se atiende por orden de llegada, los solicitantes podrán retirar las plantas a partir del 14 de diciembre en las instalaciones del Vivero Provincial.

Generalmente, las especies más demandadas son los pinos, los cipreses y los arbustos de flor, que se utilizan principalmente para decorar jardines, calles o repoblar un monte que ha perdido su flora. Las plantas que no se han vendido al finalizar la campaña, continúan su crecimiento en el Vivero y son ofertadas en la campaña del año siguiente. En la actualidad, en el Vivero se pueden encontrar desde plantas de seis meses hasta de siete años, dependiendo de la rapidez de crecimiento de la especie. Por ejemplo, en el caso del castaño su crecimiento es muy lento y por eso, en el Vivero hay castaños de varios años de edad, mientras que el del ciprés que es más lento, a penas llega a cumplir el año en el Vivero cuando los municipios se lo llevan para trasplantarlo.

Actividad en el Vivero Provincial

A lo largo del año también tiene lugar otra campaña la denominada “de la Flor” que se inicia en mayo y termina en junio y, abastece de flores a los municipios de la provincia para que luego formen parte de los parques y jardines públicos de los pueblos altoaragoneses.

Además de estas dos campañas, el personal de Vivero Provincial también desarrolla labores de asesoramiento en los propios municipios en cuestiones de jardinería y se realizan visitas a las localidades para colaborar “in situ” con el personal de cada ayuntamiento.

Las labores propias de jardinería las desarrollan seis empleados públicos, junto con doce miembros procedentes del convenio con Arcadia, entre los que se encuentran personas con discapacidad.

Comentarios