Boné reivindica el papel de las regiones en la lucha contra el cambio climático en la conferencia del Clima de Barcelona

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha participado este miércoles en la Conferencia de Cambio Climático de Barcelona, la última reunión previa a la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático que se celebrará en Copenhague el próximo mes de diciembre. En esta cumbre internacional de Naciones Unidas se adoptará un nuevo acuerdo global sobre el régimen climático internacional a partir de 2012 que sustituirá a los objetivos marcados en el Protocolo de Kyoto. En total, la Conferencia que se celebra estos días en Barcelona reunirá a más de 4.000 delegados de varios países y observadores internacionales.

Antes de su intervención, el consejero ha mantenido una reunión con varios ponentes, entre otros, con el presidente catalán, José Montilla, el ministro de Transporte, Infraestructura y Cambio Climático del Gobierno Escocés, Stewart Stevenson; el vicepresidente de la región francesa de Bretaña, Christian Guyonvarch y el secretario ejecutivo de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, quienes han intercambiado impresiones de cara a la cumbre de Copenhague.

En este sentido, De Boer ha coincidido con los postulados expuestos desde Aragón por parte del consejero, sobre el papel básico que deben tener los gobiernos subnacionales y las regiones en el acuerdo final de Copenhague y en el diseño de las políticas contra el cambio climático. Más tarde, el consejero Boné ha mantenido un encuentro bilateral con el ministro escocés Stewart Stevenson, con quien ha intercambiado experiencias en materia de tecnologías de energías renovables y estrategias de lucha contra el cambio climático desde sus respectivos territorios, y se han establecido las bases para posibles experiencias de colaboración en el futuro entre las dos regiones, ambas miembros la red ENCORE y del Steering Group.

Experiencia aragonesa

En su exposición, el consejero Alfredo Boné ha subrayado que “es necesario un cambio de modelo energético más eficiente, en el que es fundamental profundizar en el campo de las energías limpias, de manera que cada territorio aproveche sus propios recursos y se adapte a sus propias demandas”. En ese sentido, Boné ha destacado el papel fundamental de los gobiernos regionales para encontrar y ejecutar soluciones adaptadas y liderar propuestas innovadoras, y para luchar contra el cambio climático a través de políticas locales que abordan problemas globales.

Además, el consejero ha subrayado el potencial de Aragón en materia de energías limpias, ya que los condicionantes físicos y climáticos de Aragón son excelentes recursos para la generación de energías limpias, y ante el reto que supone la inversión y el apoyo financiero al sector privado, ha abogado por extrapolar los modelos concesionales y de cooperación público-privada utilizados en el Plan Especial de Depuración y el Plan Pirineos al sector de las energías limpias.

Comentarios