Inaugurada la exposición “Pablo Serrano. Las huellas del caminante” en Rabat

El director general de Patrimonio, Jaime Vicente, asistía a la inauguración de la exposición ”Pablo Serrano. Las huellas del caminante” que tuvo lugar en la sala Bab Rouah de Rabat (Marruecos).

La muestra ha sido organizada conjuntamente por el Gobierno de Aragón, la Embajada Española de Rabat, el Instituto Cervantes en Rabat, el Ministerio de Cultura de España y el Ministerio de Cultura del Reino de Marruecos.

Esta exposición, organizada inicialmente por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, ha itinerado por diferentes localidades españolas durante los dos últimos años y se ha elegido la Sala Bab Rouah, espacio emblemático de la ciudad de Rabat y propiedad del Ministerio de Cultura marroquí, como colofón a este periplo.

“Pablo Serrano. Las huellas del caminante” conmemora el centenario del nacimiento del ilustre aragonés (1908), uno de los artistas españoles más relevantes de la segunda mitad del siglo XX.

La exposición traza un trayecto que ayuda al visitante a comprender el trabajo, complejo y variado, en la dilatada trayectoria artística de Serrano. Se trata de una obra inmersa en un camino ecléctico y rico, posibilitado por el dominio de los materiales de trabajo y los años de aprendizaje.

Las piezas que conforman la exposición proceden el Museo Pablo Serrano de la capital aragonesa e incluye esculturas, dibujos, obra gráfica y cuadernos personales de dibujo del artista, contextualizados con reproducciones de textos autógrafos del propio Serrano, que ayudan a comprender el soporte teórico y las reflexiones del artista.

La muestra comienza con la obra “Hombre andando por la playa” de 1953, que simboliza la voluntad de iniciar un camino nuevo y, en esta exposición, el inicio para descubrir su camino artístico.

El primer bloque agrupa trabajos realizados entre 1956 y 1959 en España. Consta de 11 esculturas y cuatro dibujos y son ejemplos de las series “Hierros encontrados”, “Ordenación del caos”, “Quema del objeto” y “Ritmos en el espacio”.

El segundo bloque, agrupa 10 bronces y algunos dibujos, comprende obras realizadas entre 1962 y 1976 de las series “Bóvedas para el hombre”, (con las que representa a España en la Bienal de Venecia de 1962), “Hombres bóveda”, “Hombres con puerta”, “Lumínicas” y “Formas o relieves táctiles”.

Las “Unidades yunta” comprenden el tercer bloque, que se compone de dibujos y 5 esculturas de bronce.

El cuarto bloque se inicia con las referencias figurativas que el escultor va a combinar con las obras abstractas durante toda su carrera artística. Las piezas más interesantes son las “Interpretaciones al retrato” que va realizar para retratar sus amigos o para homenajear a personajes por los que siente verdadera admiración. En esta sección se pueden admirar seis retratos: “Aranguren”, “Gaya Nuño”, “Alberto Portera”, “Michel Tapié”, “E. Westherdal” y el retrato monumental de “Antonio Machado”.

De la serie “Divertimentos en El Prado”, fruto de su aproximación y revisión pictórica de los grandes maestros, la muestra incorpora seis obras: “La Familia de Carlos IV”, “La Duquesa de Alba”, “El Príncipe Baltasar Carlos a caballo”, “El retrato de Carlos V”, “El retrato de Carlos III cazador”, y “La maja desnuda“.

Pablo Serrano también fue escultor monumental y por ello se muestran las maquetas de los monumentos de “Unamuno”, “Galdós”, “Ponce de León”, “Juan March”. La exposición se cierra con dibujos bocetos de monumentos.

Comentarios