El Convento de las Capuchinas cierra sus puertas

El próximo domingo 8 de noviembre, a las 6 de la tarde, el Obispo de Huesca, Jesús Sanz Montes presidirá una Eucaristía en el convento de las Capuchinas de Huesca, ubicado en la avenida Doctor Artero, para dar gracias a Dios por la presencia de esta comunidad, que después de 361 años tiene que cerrar sus puertas. Las religiosas han entregado el monasterio a la diócesis, para que se convierta en la sede del Seminario y de la Casa Diocesana.

El convento de las Capuchinas data del año 1967, cuando se construyó ante las necesidades de contar con un nuevo edificio.

Dª. Ana María de Latrás, condesa de Latrás por linaje paterno, casó con el segundo conde de Plasencia y quedó viuda. Por tanto, condesa de Plasencia, además. Renunció a los títulos de condesa y tomó el hábito de religiosa capuchina, en Zaragoza, en 1.645. Escribió una súplica al Senado de Huesca solicitando fundar aquí un convento de capuchinas, cuyo permiso lleva la aprobación del obispo Esteban de Esmir, con fecha de 25 de agosto de 1.647.

El 9 de julio de 1.648 llegaron sor Ana María de Latrás más 4 monjas procedentes de Zaragoza, instalándose en el palacio condal de la fundadora. El 13 de abril de 1.652 compraron unas casas por valor de 2.913 escudos, en donde estuvo el viejo convento, en Coso Alto. La primera piedra de la iglesia, que aún se ve hoy en pie, la bendijo el obispo Fernando de Sada y Azcona, el 13 de abril de 1.668, y se consagró e13 de septiembre de 1.671, un año después de la muerte de la fundadora.

El 9 de julio de 1.967 se inició la construcción del nuevo convento en la carretera de Jaca, por necesidad de planificación del nuevo polígono Ruiseñores, según obra del arquitecto Benosa, sobre una superficie de 3.906 metros cuadrados y por un precio de 8.526.253 pts. En este mismo día, el obispo Jaime Flores bendijo la primera piedra, procedente del presbiterio de la vieja iglesia. El 21 de agosto de 1.969 las religiosas capuchinas se trasladaron al nuevo convento, cuya iglesia bendijo el obispo Javier Osés, el 28 de mayo de 1.970.

Comentarios