Restaurada la capilla de San Martín de Tours, en la Catedral de Huesca

Los oscenses y visitantes ya pueden contemplar la capilla de San Martín de Tours, en la Catedral de Huesca, en toda su magnitud, tras las obras de restauración llevadas a cabo en los dos lienzos que forman parte del retablo. Esta actuación, cifrada en 24.000 euros, se suma a las dos restauraciones efectuadas durante esta década en las pinturas laterales.

Audio sin título

Todos los lienzos son obra de Vicente Berdusán, figura del arte barroco. Sus pinturas fueron utilizadas para embellecer esta capilla medieval de estilo gótico, una de las más antiguas de la Catedral.

La actuación presentada en la mañana de este viernes se ha centrado en dar soporte estable a las telas (que representan a San Martín de Tours, la inferior; y a San Simón y San Judas, la superior); mejorar la policromía; y eliminar la suciedad acumulada a lo largo de las décadas. Se ha encargado de los trabajos la empresa Antique.

El obispo de Huesca, Jesús Sanz, habla de la Catedral y del Museo Diocesano como de un gran álbum de familia de varios siglos de duración. Apunta que "el patrimonio de la diócesis es ingente, por lo que hay que priorizar en la elección de las piezas que hay que restaurar".

La actuación en los lienzos del retablo de la capilla de San Martín de Tours ha sido financiada por la Caixa de Catalunya.

CAPILLA DE SAN MARTÍN DE TOURS

La capilla de San Martín de Tours se encuentra en la nave lateral derecha de la Catedral de Huesca (junto al órgano). Fue fundada en el año 1300 por Martín de Bolea, y renovada en 1650 por los condes de Atarés. El retablo y las pinturas son de la segunda mitad del siglo XVII, obra de Vicente Berdusán.

Los lienzos del retablo representan a San Martín de Tours, y a San Simón y San Judas. En los laterales hay dos escenas vinculadas a San Martín: su muerte y también su caridad. El primer lienzo se encuentra acompañado por las figuras de Santa María Magdalena y San Juan Evangelista, mientras que el segundo se ubica entre las pinturas de San Lorenzo y San Vicente.

Comentarios