El Valle del Aragón y el Alto Gallego cuentan con más de 46.000 viviendas construidas

vista general de Jaca , ciudadela

La zona del Jaca y el Valle del Aragón, junto con Sabiñánigo y el valle de Tena cuentan con una alta densidad de viviendas de segunda residencia, que se han construido principalmente en los últimos 15 años. En este territorio tenemos muchas más viviendas que habitantes empadronados. Estas dos zonas cuentan con una población habitual empadronada de 28.000 habitantes, sin embargo en sus municipios hay construidas más de 46.000 viviendas. Por cada habitante empadronado tenemos 1,65 viviendas. Con estos datos se desprende que en temporadas de vacaciones, puentes etc, la población de estas dos comarcas puede superar los 150.000 habitantes

Estamos en tiempo de crisis y la construcción de nuevas viviendas está prácticamente paralizada, sin embargo hay proyectos aprobados que permitirían aumentar de forma sensible este número de viviendas.

La ciudad de Jaca es el caso más claro de segunda residencia. El municipio cuenta con 15.000 viviendas, de las cuales el 67% son de segunda residencia, es decir Jaca cuenta con 10.000 apartamentos de segunda residencia. En épocas de alta temporada, la ciudad puede alcanzar los 50.000 habitantes. En Jaca todavía falta por desarrollar la zona de la estación, y el polígono Levante, que estos días es motivo de discrepancia entre los grupos municipales.

Siguiendo en el valle del Aragón, en Castiello hay construidas 550 viviendas y todavía en su plan de ordenación se contempla suelo para nuevas construcciones. En Villanúa tenemos 1.900 viviendas y hay planes parciales aprobados y pendientes de construcción de 800 más. En Canfranc se han construido 2.000 viviendas y está pendiente la aprobación del plan parcial del entorno de la estación, donde se podrían construir 600 viviendas. En Candanchú hay 1.000 apartamentos. En Astún , con el convenio que han aprobado el Gobierno de Aragón, el ayuntamiento de Jaca y la empresa EIVASA, está previsto que se puedan construir 800 viviendas.

Sabiñánigo ha crecido de forma muy notable en los últimos 15 años. En la actualidad cuenta con 12.000 viviendas, y hay proyectos pendientes de construcción de 5.000 más, que muchos de ellos, debido a la situación económica actual no salen adelante.

Subiendo hacia el valle de Tena, en Biescas nos encontramos con 3.000 viviendas y queda suelo para construir más. Uno de los viejos proyectos pendientes es la zona del SIA. En Tramacastilla tenemos 500 viviendas, en su mayoría unifamiliares. Panticosa es otro de los pueblos que ha crecido mucho en los últimos años. En la actualidad cuenta con 3.500 viviendas, en Escarrilla tenemos 600 y en la parte final del valle, en Sallent hay 2.000 y en Formigal 4.500. En todas estas zonas también hay suelo disponible para hacer nuevos proyectos.

Recientemente ha entrado en vigor Ley de Urbanismo de Aragón, la LUA, también tenemos en vigor las directrices del Pirineo, y está pendiente que se haga la Ley de la Montaña y comarcas, que servirá para regular el planeamiento urbanístico.

Este gran número de viviendas que tenemos en el Pirineo ha servido para que los ayuntamientos implicados puedan hacer inversiones , dado que han obtenido importantes ingresos en licencias de obras y obtienen ingresos a través del impuesto del IBI. Por contra los ayuntamientos también dan servicios a una zona que por el número de empadronados no les correspondería.

Comentarios