La nueva Residencia para Mayores de Atades se retrasa

La entidad Atades tiene en proyecto la puesta en marcha de una residencia para personas mayores y discapacidad severa que atenderá previsiblemente a 35 personas. Se pensaba que en octubre abriría sus puertas, pero falta que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales concerte las plazas con el centro, lo que supone la financiación de la plaza de cada persona. Con esta residencia se busca atender la discapacidad hasta los últimos años de vida de sus afectados.

La esperanza de vida de las personas con discapacidad ha aumentado mucho en los últimos años, por ello una entidad como Atades vio la necesidad, hace ya una década, de construir un centro específico para atender a personas de la tercera edad con discapacidad mental. En él tendrán cabida personas mayores, tanto por la edad como por tener una vejez prematura ocasionada por algún tipo de deficiencia.

La nueva residencia para mayores está completamente acabada, pero la falta de financiación está retrasando su apertura. Está previsto que oferte 35 plazas, de las que alrededor de 4 se reservarían para atención diurna ocasional. Estas últimas se dirigen a personas que viven en su entorno familiar, pero cuyas familias solicitan servicios puntuales de atención a sus mayores.

El Gerente de Atades, José Luis Laguna asegura que el Gobierno de Aragón está trabajando para que a principios del próximo año pueda comenzar a funcionar.

Los centros de Atades en la provincia atienden a unas 400 personas discapacitadas, y con este nuevo centro, se atenderá a un grupo específico. Cuando se cubran estas plazas prevén que otras queden abiertas y así descongestionar la Residencia Manuel Artero, que se encuentra al 100% de su capacidad.

Estas personas ya estaban siendo atendidas en sus otros centros, pero con esta nueva residencia quieren dar unos servicios mucho más específicos. Laguna afirma que su compromiso para las personas con discapacidad es “calidad de vida y para toda la vida”.

Comentarios