El Boscos necesita la victoria y Barbastro visita una cancha difícil en 1ª Nacional de baloncesto

Club Baloncesto Barbastro, agosto 09

La octava jornada de 1ª Nacional de baloncesto llega con necesidad para el Boscos que tiene que ganar al Stadium Casablanca si no quiere quedarse descolgado en la lucha por entrar entre los ocho primeros, mientras que el C.B. Barbastro jugará en la pista de uno de los equipos punteros de la clasificación, Compañía de María.

Los bosquistas tienen una buena oportunidad de sumar en casa ante un rival directo, el Stadium Casablanca, con quien está empatado en la clasificación, con dos victorias y cinco derrotas. Los de David Álvarez intentarán jugar con un ataque más fluido y una fuerte defensa y estar concentrados durante los 40 minutos ya que han perdido choques por la falta de concentración en los últimos instantes.

El equipo zaragozano es un equipo muy joven que comete numerosos errores debido a esta situación, un conjunto capaz de lo mejor y de lo peor que cuenta también con un jugador veterano como Pedro Carrillo que si tiene la tarde te puede amargar desde la línea de 6,25. El partido se disputará este sábado a las 18.00 horas en el Pabellón Don Bosco.

Por su parte, el C.B. Barbastro, que volverá a contar con bajas importantes afronta un partido muy complicado en la pista de Compañía de María, un conjunto veterano que se ha reforzado con dos jugadores de superior categoría como Valero o el ex peñista Rubén Nayas, y que sólo llevan una derrota en liga. Jugadores como Romero o Barcelona, con muchas temporadas en la competición son muy peligrosos.

Los de Guillermo Juste intentarán mostrar la cara del último partido en el que realizaron un buen juego tanto en ataque como en defensa. Recuperan jugadores con respecto al último partido pero tendrán otras bajas como la de Emilio Huguet. Los del Vero todavía no han podido contar con toda la plantilla en ningún partido. Una victoria podría asentar al equipo en la zona media de la tabla. Jugarán a las 20.00 horas de este domingo en Zaragoza.

Comentarios