La AP-2, A-23 y la N-240 son las carreteras de la provincia con mayor tráfico, según la IMD

Tráfico, carreteras, coches, atasco, circulación

La autopista AP-2 con 16.000 vehículos diarios, la autovía A-23 Huesca – Zaragoza con 15.000 y la N-240 entre Huesca y Lérida con 13.400 son las carreteras nacionales de la provincia de Huesca que más tráfico soportan, según los datos recogidos por la Jefatura Provincial de Tráfico en la IMD (Intensidad Media Diaria). En lo que hace referencia a la red autonómica, la A-131 entre Huesca y Monflorite con 7.800 vehículos es la que mayor volumen se concentra diariamente.

En estos momentos se está construyendo la autovía Huesca – Lérida y Huesca – Jaca que lógicamente provocan afecciones al tráfico, aunque estas obras supondrán unas mejoras importantes de comunicación con Cataluña y especialmente en los accesos al Pirineo y Navarra.

En cuanto a las carreteras regionales destaca el tramo Huesca - Monflorite y los trayectos entre la capital y Alerre, Biescas y Escarrilla Y Tamarite y Binéfar en lo que hace referencia a la provincia altoaragonesa.

Hay otras carreteras con un alto índice de tráfico como la N-II en la zona de Fraga con 10.000 vehículos y donde destaca que el 78% de ese tráfico es de vehículos pesados. De Huesca a Nueno en la N-240 el tráfico es de 9.000 diarios. Entre Sabiñánigo y Jaca las estadísticas recogen unos 8.700 vehículos cada día. De Jaca a Villanúa 4.700 y de Villanúa al Túnel del Somport 2.700, aunque estos números son más variables como sucede en la N-260 de Sabiñánigo a Biescas con 6.700 y de Aínsa a Fiscal con 3.300. A partir de aquí en el resto de carreteras la IMD está por debajo de los 2.000 vehículos cada día.

En la red provincial, además de la A-131 entre Huesca y Monflorite, encontramos una alta circulación en la A-132 entre Huesca y Alerre con 6.800 y Alerre y Esquedas con 4.300. Entre Biescas y Escarrilla en la A-136 el tráfico es de 4.700 y otra vía con mucha densidad es la A-140 entre Tamarite – Binéfar con 7.000 vehículos cada día. La A-139 tiene unos 4.000 entre Graus y Santaliestra y en la A-1234 entre Fraga y Zaidín con 4.500.

La IMD (Intensidad Media Diaria) se mide con el paso de los vehículos durante todo el año, dividido para los 365 días por lo que son cifras muy aproximadas. Hay circunstancias especiales como los accesos al Pirineo que sufren un importante incremento de tráfico durante los fines de semana y especialmente en temporada de esquí.

Comentarios