La CREA considera que la inflación acabará el año con crecimiento nulo

La Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) considera que la evolución de los precios en los meses de septiembre y octubre llevarán a situarse a final de año a un crecimiento plano, en el entorno del 0%, tras conocerse hoy que la variación interanual del IPC del mes de octubre se ha situado en España en -0,7%, reduciéndose tres décimas respecto a la del pasado mes de septiembre y manteniendo una tasa negativa por octavo mes consecutivo.

La inflación subyacente (inflación general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantiene en el 0,1%, es decir 0,8 puntos porcentuales por encima de la inflación general.

Aragón, con -0,6%, tiene una inflación 1 décima por encima del conjunto de España, y los epígrafes de productos y servicios que más han influido en la caída interanual de precios son los mismos que a nivel nacional.

La variación de precios en nuestra Comunidad sube 0,8 puntos porcentuales respecto a la de septiembre, siendo, junto a Galicia (1,1%) la que ha tenido mayor ascenso. Esto hace cambiar el diferencial de inflación (negativo por positivo) respecto a la media nacional y que Aragón se sitúe entre las ocho Comunidades Autónomas que registran menores caídas en sus niveles de precios.

Todas las provincias registran tasas negativas de inflación interanual, ya por sexto mes consecutivo, aunque en octubre se moderan respecto a las de meses anteriores. Huesca es la más deflacionista (-1,4%) seguida de Teruel

(-0,6%) y Zaragoza (-0,5%).

Como ya se apuntaba en agosto, en octubre se aprecia un cambio de tendencia hacia la recuperación del nivel de precios, pese al ligero recorte del mes de septiembre.

Incluso en este escenario deflacionista se evidencia la persistencia de una inflación dual entre bienes industriales y servicios, ya que hay una gran diferencia entre el descenso interanual de los precios de Bienes Industriales (-3%) y el incremento de los de Servicios (1,6%).

El diferencial de inflación con Europa, negativo desde finales de 2008, se mantiene en octubre en 6 décimas, ya que la inflación prevista para la Zona Euro es de -0,1%, lo que contribuye a mejorar nuestra competitividad en los mercados internacionales, que empiezan a recuperar su actividad.

La evolución reciente de los precios, permite destacar un aspecto positivo, que es esta mejora de competitividad de los productos españoles en los mercados exteriores. No obstante, desde julio se aprecia levemente una convergencia de precios españoles hacia los europeos.

Estos datos descartan definitivamente las previsiones de inflación en torno al 1% hechas por el Gobierno, siendo el entorno de crecimiento nulo de precios el escenario más probable.

Comentarios