La SD Huesca se ha convertido en un equipo ‘simpático’ y poco efectivo fuera de casa

Se repitió la historia en Huelva donde los oscenses volvían a perder y las crónicas de los medios de comunicación locales y nacionales incidían en el juego del conjunto de Antonio Calderón que en el cómputo general del partido fue mejor que los onubenses, pero como siempre se acabó perdiendo y volviendo de vacío por los propios errores. Los equipos rivales necesitan muy poco para imponerse al Huesca lejos del Alcoraz y es allí donde debe estar la preocupación. Son 12 las jornadas disputadas y el equipo sigue en descenso.

Otro detalle importante es que el Huesca se queda como el equipo menos goleador de la 2ª División con tan solo 9 goles en 12 partidos. Es uno de los males, pero no el único ya que los fallos cada vez son más determinantes y desde el entrenador se insiste en que son 'pequeños detalles y falta de concentración', que habrá que intentar mejorar.

Lo de fuera de casa no sería tan preocupante si el Alcoraz fuera un fortín como lo fue la campaña pasada en esta misma fase de la liga donde se llegaron a ganar cinco encuentros de forma consecutiva consiguiendo 15 puntos que afianzaron a los azulgrana en posiciones cómodas de la clasificación. Ahora por lo tanto el único objetivo debe ser vencer al Albacete el sábado que viene en casa.

La expedición regresaba con caras largas de Huelva puesto que la plantilla es consciente de ésta historia que sirve de poco, aunque las crónicas te ‘regalen’ los oídos con comentarios reconociendo que la victoria del Huelva no fue tan merecida. Tampoco hay que olvidar que visto lo visto, a principio de liga todo el mundo hubiera descartado el Nuevo Colombino como un objetivo para sumar, si bien en estos momentos sí que podría haber sido un campo propicio.

Los propios errores condenaron al Huesca a la derrota. Además los azulgrana siguen romos en ataque donde no hay manera de marcar un gol. Unas veces la falta de puntería y otras los porteros y en este caso Guaita en Huelva lo impidió. Ejemplo también claro es que Miguel pasó desapercibido el sábado por falta de trabajo y cuando lo tuvo sin excesivos problemas, excepto en los goles en los que poco pudo hacer.

El equipo descansa este lunes y volverá el martes al trabajo en doble sesión con muchas cosas que analizar. Esta semana se incorporará también Gallardo que ya podría estar disponible para el sábado, si no hay contratiempos con su fichaje.

Comentarios