Más de 1600 alumnos participarán este año en el programa "Ajedrez a la Escuela"

Tras tres cursos en marcha, el programa Ajedrez a la Escuela del Departamento de Educación, Cultura y Deporte se ha consolidado en los centros educativos aragoneses, gracias a la colaboración de la CAI. Prueba de ello es que este curso se han apuntado al mismo quince centros más, lo que incrementa en 600 el número de niños que se benefician del mismo.

Son un total de 54 los colegios públicos aragoneses que van a desarrollar durante este curso el programa, con  1.677 alumnos. El incremento es notable si comparamos estos datos con los del curso 2007-2008, en el que se puso en marcha: 19 colegios y 497 alumnos.

La directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun, destaca que Ajedrez a la Escuela "se desarrolla en los colegios de Infantil y Primaria y tiene como principal objetivo aumentar la capacidad de atención y concentración del los alumnos, mejorar su razonamiento lógico y su memoria"

La práctica del ajedrez permite, además, potenciar las capacidades de cálculo, de análisis y de síntesis, mejorando la percepción, la creatividad, la imaginación y la intuición. También refuerza el razonamiento convergente y divergente para aumentar la capacidad para resolver problemas, e incrementa la iniciativa, el autocontrol, el esfuerzo, la reflexión, el pensamiento crítico y la responsabilidad, mejorando la organización y la planificación de manera que se potencie la autoestima y la autonomía.

Monitores acreditados por la Federación Aragonesa de Ajedrez son los encargados de enseñar a los niños, una hora a la semana, los secretos del ajedrez. La participación del profesorado es voluntaria de acuerdo a lo establecido en los programas de Apertura de Centros.

Un profesor especializado es el encargado de asesorar a los docentes, de organizar y supervisar a los monitores encargados de la formación, así como de coordinar los encuentros y competiciones escolares.

Los centros interesados en participar en este programa deben elaborar un proyecto, que se incluye en el programa de Apertura de Centros y en su programación general anual. Al final del curso, los colegios deben elaborar una memoria.

Este año se han incorporado al programa el colegio  Pío XII de Huesca; Emilio Díaz y Juan Sobrarías, en Alcañiz; el CRA Matarranya (Calaceite)  y el colegio Ricardo Mallén, de Calamocha; el colegio Virgen del Pilar (Calanda); el CRA Goya (Caminreal); el CRA Poyo del Cid (El Poyo del Cid); el colegio Aragón, de Alagón; Ángel Escoriaza de La Cartuja Baja; Diego escolano (Longares); San Roque (María de Huerva); Supradel (Sobradiel); Octavus (Utebo), y La Almozara, Marqués de la Cadena y Montecanal, de Zaragoza capital.

Comentarios