CCOO reivindica que no se cierre la sede de la ONCE en Huesca

La Organización de Ciegos Españoles está cerrando, indica el sindicato, sus centros de trabajo en las distintas localidades donde tiene presencia. CC.OO. está preocupada por la inminente clausura de al menos, 3 centros provinciales en las capitales de Zamora, Ávila y Soria, con el consiguiente perjuicio para sus trabajadores y trabajadoras, amén de la pérdida de calidad en la prestación de servicios sociales por parte de los afiliados a la Institución. El cierre de agencias de la ONCE se cierne ahora sobre el centro que la organización tiene en Huesca

En lo que va de 2009 se han cerrado ya alrededor de 50 centros, y el número es casi el doble, 100 centros, si el periodo de referencia se toma desde 2004.

El cierre de agencias de la ONCE se cierne ahora sobre el centro que la organización tiene en Huesca. De producirse el anuncio de cierre, la ONCE perdería toda su presencia en la provincia, puesto que ya se cerró la Agencia que la organización tenía en Barbastro en el año 2005. Siendo evidente que si el cierre de centros en Castilla y León prospera los siguientes serán los de capitales pequeñas como la oscense.

CC.OO. ha pedido se informa en un comunicado, en numerosas ocasiones a la entidad que elabore y traslade al sindicato un “mapa de presencia institucional” por lo que ello supone de garantía para los trabajadores de la ONCE.

También se ha procedido al despido de trabajadores, especialmente entre el personal vendedor, con la promesa de volver a contratarlos en un año, tras agotar el periodo de subsidio de desempleo. Lo que la ONCE no dice es que volver a contratar a estos trabajadores le resulta un 30% mas barato por la cláusula de doble escala salarial, denunciada por CC.OO. que UGT firmó en el Convenio Colectivo publicado en octubre.

Desde CC.OO. se promueve una campaña de envío de cartas a la Ministra de Sanidad y Consumo, ministerio del que depende la ONCE a través del Consejo de Protectorado, con el objetivo de que el Gobierno de España no mire hacia otro lado cuando el empleo de personas con discapacidad se ve amenazado y la tan traída integración laboral se convierte en humo.

Comentarios