Cáritas Diocesana gestionará el Punto de Encuentro Familiar de Monzón

El Ayuntamiento ha adjudicado provisionalmente a Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón la gestión del Punto de Encuentro Familiar, servicio que tiene como sede un espacio del Centro de Orientación Familiar (COF) ubicado en los bajos de las viviendas de VPA construidas en el solar de las Casas de los Maestros, en la calle Estudios. La administración abonará 24.500 euros anuales a la entidad, y ésta se responsabiliza de abrir la dependencia, atender a los usuarios e, incluso, asesorarles en cuestiones sicológicas y jurídicas si lo solicitan (el ámbito de la “mediación familiar”).

La concejal de Políticas de Igualdad y Participación Ciudadana, Mercedes Álvaro, ha señalado que “los Puntos de Encuentro son el lugar idóneo para cumplir las resoluciones judiciales dictadas en separaciones y divorcios sobre el régimen de visitas, y también asumen la labor de mediación familiar para que esta situación no repercuta psicológicamente en los menores”. Salvo imprevistos, Cáritas pondrá en marcha el servicio en la primera quincena de diciembre, y el horario más amplio coincidirá con el fin de semana (los días más habituales de las citas de los ex cónyuges).

El COF reúne varias prestaciones: biblioteca familiar (para la convivencia de niños y padres), Punto de Encuentro, Mediación Familiar (resolución de conflictos), Escuela de Padres (charlas), asesorías sicológica y jurídica (pendientes de orgamizar) y mediación con las empresas para facilitar la conciliación de las vidas laboral y familiar. Actualmente, el COF acoge las oficinas de Participación Ciudadana y las de los técnicos de Cruz Blanca que desarrollan el PIOM (Plan de Igualdad de Oportunidades de Monzón).

Álvaro ha añadido que la Biblioteca Familiar se pondrá en marcha en breves fechas (probablemente, a la vez que el Punto de Encuentro) con horario de cuatro y media a siete y media de la tarde, de lunes a jueves, y ha hecho hincapié en que “está pensada para que la visiten padres y niños juntos”. Se presenta como el mejor lugar para “hacer los deberes con los chavales” y, así, restar voces a la Biblioteca Municipal.

Por otro lado, el equipo de gobierno ha valorado esta nueva línea de trabajo compartido con Cáritas. Desde hace unos años se firma un convenio de colaboración para apoyar el programa “Allacá” (clases de español para inmigrantes), en 2007 el Concejo cedió el local de la calle Miguel Servet donde se ubica la tienda de venta de ropa reciclada, y haces unos meses, en el contexto de la actual recesión económica, tomó cuerpo un convenio para reforzar la ayuda que presta Cáritas a los más necesitados.

Comentarios