Mantener la actividad económica y el empleo, objetivos del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2010

El proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2010, que ha defendido el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, en el Parlamento, pretende ser un elemento adicional que, en un escenario de inestabilidad económica, permita mantener el compromiso social que el Gobierno de Aragón ha manifestado en los últimos años.

En una propuesta económica que contempla un gasto de 5.720 millones de euros destacan el incremento presupuestario de los departamentos de Salud y Consumo y Educación, Cultura y Deporte y, desde una óptica macroeconómica (atendiendo al comportamiento de partidas específicas), el crecimiento experimentado en las cuantías consignadas para los servicios de dependencia (con un 15,6% de crecimiento):

Alberto Larraz, en su intervención parlamentaria, ha explicado que el presupuesto para 2010 pretende ser un instrumento para buscar soluciones y alternativas a la situación económica que atraviesa la Comunidad, en sintonía con lo que acontece en el ámbito internacional. En este sentido, el consejero de Economía ha destacado el hecho de que el proyecto presupuestario contempla notables recursos para el estímulo del consumo (avales a la vivienda y las pymes o las ayudas para la compra de automóviles), así como para la promoción económica e industrial de la Comunidad, en particular para el apoyo empresarial. Con estos fundamentos, a través tanto del presupuesto de la Administración general de la Comunidad como el de las empresas públicas, se pretende estimular el mantenimiento, la implantación, crecimiento y desarrollo de proyectos de inversión en todo el territorio, contribuyendo así a generar riqueza y desarrollo económico sostenible. El responsable económico del Ejecutivo ha puesto de manifiesto, además, el esfuerzo que realiza el Gobierno en la partida de Políticas de Empleo, con un incremento de dos millones de euros en su presupuesto.

En definitiva, el proyecto de Ley de Presupuestos pretende mantener la actividad económica y el empleo además de reforzar las bases del cambio de patrón.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo ha explicado que la contención presupuestaria del próximo ejercicio, alejada de las tasas de crecimiento que experimentaba el presupuesto autonómico en años anteriores, ha motivado un ejercicio adicional de racionalización del gasto público. Aún así, el proyecto contiene partidas con las que se pretende reforzar el impulso de aquellos instrumentos de que dispone el Gobierno de Aragón para estimular la economía regional, facilitando cuanto antes la recuperación de su senda de crecimiento. En este sentido, el proyecto de ley de Presupuestos contribuirá a amortiguar los efectos negativos que la crisis produce sobre los aragoneses y a asentar la economía regional sobre unas bases sólidas que permitan abordar la próxima fase expansiva en las condiciones más favorables. Todo ello asegurando a los ciudadanos un nivel adecuado de prestación de los servicios públicos esenciales que conforman el Estado del Bienestar.

Coyuntura Económica

Es preciso contextualizar el proyecto de ley de Presupuestos en el escenario económico nacional e internacional. A pesar de que la mayoría de indicadores apuntan al hecho de que la recesión económica está siendo menos profunda en España, todo parece indicar que será más prolongada. Por este motivo, y dado que la economía aragonesa no es ajena a la coyuntura general, la Comunidad Autónoma finalizará el año 2009 con una caída del PIB y del empleo ligeramente superior a la española, para, en 2010, evolucionar de manera similar a como lo haga el resto del país.

Así las cosas, las estimaciones de que las que dispone el Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón contemplan una contracción del Producto Interior Bruto del 3,9%. Para 2010 se espera una evolución de las principales macromagnitudes, de manera que moderará paulatinamente su ritmo de caída, de modo que la variación media se situará en torno al -0,3%.

Por lo que respecta al mercado laboral, Aragón “con un volumen total de 85.900 parados” presenta un mejor comportamiento que el conjunto del país, consecuencia fundamentalmente de los esfuerzos de los últimos años por ensanchar la base de capital humano, tanto cuantitativa como cualitativamente, del avance hacia la apertura al exterior de la economía, del fluido y productivo diálogo social con los agentes sociales representantes de trabajadores y empresarios, y del trabajo del proceso de diversificación de la economía aragonesa, manteniendo una mayor especialización relativa en el sector industrial que la media nacional.

Finanzas Públicas

La Comunidad Autónoma de Aragón ha ejecutado en los últimos años una política presupuestaria que buscaba una posición saneada de las cuentas públicas. Sin embargo, la crisis económica ha obligado a todos los gobiernos a efectuar un sobreesfuerzo en el gasto para estimular la economía y proteger a los menos favorecidos. La coincidencia del aumento del gasto con la reducción de los ingresos tributarios ha tenido como resultado un aumento del déficit fiscal y del volumen de deuda pública.

Por este motivo, el Gobierno de Aragón hará uso de la posibilidad que autorizó el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 7 de octubre, merced a lo cual la Comunidad Autónoma ha incluido en el Presupuesto de 2010 un déficit máximo del 2,5% del PIB regional. Este recurso, sin embargo, superior al establecido por la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, requiere la formulación de un plan económico-financiero de reequilibrio, documento que el Ejecutivo autonómico ha remitido esta misma semana a la secretaría del citado órgano de coordinación financiera.

Comentarios