Baja ligeramente la incidencia de la gripe en Aragón, pero en Huesca aumenta

2003091008 gripe.jpg

La provincia de Huesca contabilizaba la pasada semana 1.024 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra que ha aumentado significativamente, comparada con los 631 casos por cada 100.000 de la semana anterior. En Aragón en cambio las cifras globales disminuyen. Desde que la incidencia superase el umbral epidemiológico, esta es la primera vez que ha bajado la incidencia, aunque de forma muy ligera. Los casos registrados de gripe durante la pasada semana en Aragón (del 16 al 22 de noviembre) han bajado de 744 a 690 casos por cada 100.000 habitantes. Estas oscilaciones son lógicas en una enfermedad contagiosa, por lo que no se descartan nuevas subidas en las próximas semanas, por ello, el Departamento de Salud del Gobierno de Aragón recomienda que las personas incluidas en los grupos de riesgo acudan a vacunarse, ya que es la medida más eficaz para evitar el contagio de gripe.

Por provincias, se ha observado un descenso en Zaragoza (se queda en 374,72 casos por 100.000) y en Teruel, que a pesar de la disminución mantiene la mayor tasa de la Comunidad, con 1.154,97 casos por 100.000 habitantes. En Huesca, la incidencia ha subido a 1.024,63 casos por 100.000. En España en cambio, la tasa es de 359,85 casos por 100.000 habitantes.

También se ha apreciado, por primera vez, un descenso los menores de 15 años, grupo de edad en el que la incidencia se sitúa en 1.651,32 casos por 100.000 habitantes. Con todo esto, la difusión de la gripe en Aragón se sigue considerando epidémica y la intensidad es alta.

El comportamiento heterogéneo de la actividad gripal en el territorio así como la llegada temprana del primer pico de la curva epidémica en la semana 45 (del 9 al 15 de noviembre), indican que la incidencia de la gripe en Aragón podría volver a subir en las próximas semanas, dando lugar a nuevas ondas epidémicas o a una situación estable con pequeñas subidas y bajadas a lo largo del invierno.

De ahí que desde la Dirección General de Salud Pública se insista en la importancia de que la población incluida en los grupos de riesgo se vacune, ya que la vacunación es la medida más eficaz para evitar el contagio de gripe. Estas personas son enfermos crónicos a partir de los 6 meses de edad y afectados de procesos de inmunosupresión, mujeres embarazadas y trabajadores sanitarios y de otros servicios esenciales.

Se asegura que la vacuna frente a la gripe A ha demostrado una elevada inmunogenicidad, es decir, una gran capacidad de estimular nuestro sistema defensivo frente al virus pandémico. En su desarrollo y fabricación se han seguido todos los pasos necesarios para garantizar su seguridad, cumpliendo los mismos procesos y criterios que se utilizan para la fabricación de las vacunas frente a la gripe estacional. Todos los organismos nacionales e internacionales que regulan el uso de medicamentos han autorizado y recomendado su empleo. Es una vacuna similar a las estacionales que, durante años, han demostrado que la vacunación antigripal es muy efectiva para evitar las complicaciones de la gripe. En Europa se han administrado ya millones de dosis de estas vacunas y no se han descrito reacciones adversas relevantes.

Comentarios