CREFCO satisfecha con el estudio del CESA sobre el Canfranc e indignada con Morlán, Ayala y Casas

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha expresado “su satisfacción por el estudio del Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) “Posibilidades y viabilidad para la reapertura del Canfranc”, cuyas conclusiones avalan que dicha reapertura es técnica y económicamente viable. El estudio, realizado por la consultora Ineco y asumido unánimemente por todas las entidades representadas en el CESA (DGA, sindicatos y empresarios), coincide con muchas de las tesis sostenidas hasta ahora en solitario por Crefco y Créloc”.

Así el plazo de la obra, cuya terminación sitúa en 2013, o el coste de 318,5 millones de euros (407 con electrificación) para la totalidad del trayecto Zaragoza-Canfranc-Pau. También la consideración de la línea como internacional y no solo regional, o su carácter estratégico al unir los puertos de Valencia y la Plataforma Logística de Zaragoza con el puerto de Burdeos, o los beneficios que su reapertura supondría en términos ecológicos y de ahorro energético. El estudio coincide también con Crefco en que la reapertura del Canfranc sería un primer paso, ineludible, para que pueda hacerse realidad un proyecto como es la travesía central, que no ve posible antes de 2035.

A esta Coordinadora le merece especial atención la afirmación de Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y presidente de la Comisión de Economía del CESA, de que las cifras y plazos apuntados en este estudio, que según él se ha realizado desde planteamientos prudentes o incluso conservadores, pueden considerarse como definitivos.

Por eso Crefco manifiesta su indignación porque Víctor Morlán, secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, ó Inés Ayala, eurodiputada del PSOE, ó Simón Casas, director general de Transportes de la DGA, hayan dedicado casi todas sus intervenciones a hablar de la travesía central y no del Canfranc, mostrando “el escaso interés que los gobiernos nacional y regional tienen en su reapertura. Sorprende que Morlán, sin aportar datos que sustenten su planteamiento, haya puesto en duda los costes y plazos apuntados en el estudio”.

Y sorprende también- dice CREFCO- “la tranquilidad con que Casas afirma que se están invirtiendo 80 millones de euros en la línea Huesca-Canfranc, al incluir en dicha cifra el coste de la variante de Huesca (obra que fue licitada en 2004 por el ejecutivo del PP) o el de la restauración del edificio de viajeros de la estación de Canfranc (que no tendrá uso ferroviario). Eso, sin contar con el fiasco que ha supuesto la simple renovación de vía efectuada entre Caldearenas y Jaca, que ha costado menos de la mitad de la modernización que estaba proyectada”.

Crefco felicita al CESA por “la realización de este estudio y se ofrece a las organizaciones sindicales y empresariales en él representadas, así como a los ayuntamientos de Zaragoza, Pau y las demás ciudades que se han mostrado dispuestas a formar una red de apoyo a la reapertura, para aglutinar un gran movimiento social que sea capaz de convencer al Gobierno central francés de que debe reabrir también el tramo Bedous-Canfranc, y al español de que tiene que modernizar con ancho de vía europeo toda la línea Huesca-Canfranc, tal como defiende el estudio del CESA”.

Comentarios