Tras 44 millones de euros de inversión, la nueva harinera Villamayor ya es una realidad en Plasencia

Harinenas Villamayor, Plasencia del Monte

Han sido años de trabajo y esfuerzo, pero ya es una realidad la nueva harinera Villamayor, una de las plantas de molienda de trigo más importantes y modernas del país. Se cumple así el compromiso que adquiriera José Villamayor con la ciudad, según el cual, trasladaría la vieja harinera del casco urbano de Huesca al entorno más próximo, en concreto a Plasencia del Monte, a 12 kilómetros de la capital.

Otro compromiso era conservar los puestos de trabajo, de manera que seguirán en la fábrica los 75 trabajadores que venían operando en Huesca.

La inversión ejecutada en su totalidad asciende a 44 millones de euros. De momento, se han trasladado a la nueva planta las oficinas, llevándose a cabo un traslado paulatino de la producción de Huesca a Plasencia.

La decisión de trasladar la fábrica vino obligada por la poca operatividad de la planta de Huesca, debido a su situación en el interior del casco antiguo. En el momento de elegir un nuevo emplazamiento se barajaron varias ubicaciones y, a pesar de que había otras opciones fuera de la provincia más ventajosas desde el punto de vista logístico y fiscal, el compromiso de la familia con sus trabajadores y la sociedad en general le llevó a elegir Plasencia del Monte, donde ya venía operando una semolera, planta que ha sido literalmente engullida por la nueva fábrica.

La nueva harinera conserva el número de trabajadores pero logra doblar la producción, pasando de 300 a 600 toneladas día, además de lograr una diversificación del mismo.

Se ha apostado por una planta en la que prima la calidad del producto y la variedad de las harinas, lo que conlleva una mayor complicación técnica desde el inicio del proceso, contando con una gran cantidad de silos de almacenaje, cuya mezcla de trigos permiten ofrecer al cliente una harina a la carta y siempre homogénea.

9

Comentarios