Cartas al Director: Ciclabilidad cero

Alberto Romeo Inglán

¿El equipo de gobierno del Ayuntamiento visita Internet, otras ciudades, o revistas especializadas? Por su gestión en movilidad u ordenación urbana, creo que poco. Simplemente visitar algunas de las ciudades próximas a Huesca: Pamplona, Zaragoza, o Vitoria. ¿Saben que es un plan de ciclabilidad? La ordenanza de tráfico vigente regula casi exclusivamente sobre turismos y camiones, supongo que nos saben bien que es la ciclabilidad.

Modelos sencillos y ambiciosos de cómo circular por la ciudad, descargándola de tráfico pesado y de turismos y hacer de la circulación vial una cuestión de sostenibilidad y ecología. Descontaminar de ruido, polución y atascos el centro de una ciudad moderna.

¿Carecemos de civismo vial?, de un espacio para las personas en el centro de la ciudad, no sabemos habitar el centro histórico de nuestra ciudad. Una ciudad con comercio, cultura y rica arquitectura, con un centro vivo, sin tráfico contaminante y ruidoso.

Ir en bicicleta u otro medio de transporte de dos ruedas es casi misión imposible aquí. Salidas del colegio o del trabajo que llenan las calles (estrechas y de 2 direcciones) de Huesca de coches, en general grandes. Cualquier distancia recorrida dentro de la ciudad en bici cuesta menos de 20 minutos a una velocidad normal, incluso se puede plantear muchas alternativas de carriles con arcenes o pequeños carriles para bicicletas.

Un ejemplo desde mi experiencia: ponerse a circular entre dos puntos de la ciudad por carril bici. Desde la avenida de los Danzantes accedo a su carril-acera moderando la velocidad, completo su trazado. Llego a la avenida Monegros, paso de cebra peligroso y ¿dónde está el carril? Más allá consigo encontrar otro. Si los siguiera daría vueltas a la manzana, sólo puedo bajar a la calzada. Si voy hacia la estación intermodal ya no existe el carril bici, me arriesgo con tráfico de camiones y autobuses. Uno con su casco, luces, y precaución, queda desprotegido ante todo esto. Por no extenderme con aparcamientos de bici, pocos y mal ubicados. O el alquiler de municipal de bicicletas.

Huesca, con una cantidad de ciclistas urbanos cada vez mayor, es una ciudad con CICLABILIDAD CERO. ¿Por qué los peatones y ciclistas aguantamos una ciudad diseñada para los automóviles?

Comentarios