Comienza la temporada de nieve con un día revuelto

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés han comenzado la temporada invernal con un día revuelto en lo meteorológico, con precipitaciones de nieve o lluvía y rachas de viento en algunas zonas. En funcionamiento están los centros de Astún, Candanchú, Formigal y Cerler. La estación de Panticosa no ha podido abrir debido a las fuertes rachas de viento en la zona alta.

Las estaciones del Pirineo aragonés ofertan en este inicio de la temporada cerca de 170 kilómetros de zona esquiable, con espesores que oscilan antre 30 y 90 centímetros de nieve calidad polvo o húmeda, según zonas. Los centros invernales han tenido que trabajar a fondo en los últimos días para dejar las estaciones en las mejores condiciones posibles .

Desde la estación de Astún , su director Octavio Salanova ha manifestado que los esquiadores ya han comenzado a llegar a la estación y si el tiempo es el adcuado, esperan tener una gran afleuncia de visitantes

Desde Candanchú, su director Eduardo Roldan, ha hecho consta que las inclemencias de hoy con viento y precipitaciones estaban previstas en la predicción y espera que de cara a las próximas horas la situación cambie, y se pueda poner la estación en funcionamiento de forma progresiva

Antonio Jericó, director de Formigal, se destacado las buenas condiciones de nieve que tiene la estación, con calidad polvo y una gran superficie esquiable en funcionamiento

Este viernes la estación de Panticosa no ha podido abrir debido a las fuertes rachas de viento en las zonas altas . Roberto Morales, director de Panticosa . ha manifestado que la estación está preparada para abrir todos sus remontes y pistas con 35 kilómetros esquiables

Para la estación de Cerler, según manifestaba su director Gaby Mur, este puente se espera que sea muy positivo. La estación también tiene buenas condiciones de nieve

Comentarios