Ocho de cada diez titulados de la Universidad de Zaragoza están trabajando 15 meses después de finalizar sus estudios

Ocho de cada diez titulados de la Universidad de Zaragoza están trabajando a los 15 meses después de graduarse y el 30% de ellos considera que su empleo es totalmente adecuado a sus estudios. Además, la mayoría de estos empleos son de tipo temporal y están retribuidos con más de 900 euros al mes. Son las principales conclusiones del Estudio de Inserción y realizado entre los alumnos de la Universidad de Zaragoza que finalizaron sus estudios en 2006 y domiciliados en Aragón. En la encuesta han participado 1796 de los 3.199 graduados ese año, distribuidos entre 71 titulaciones de 22 centros de los diferentes campus.

El objetivo de este estudio es conocer el mercado de trabajo aragonés en su vertiente universitaria y, al mismo tiempo, saber el grado de satisfacción de los titulados en el trabajo que desempeñan. Así, entre otras cuestiones, se han analizado aspectos como la formación complementaria, la realización de prácticas durante la carrera, el dominio de idiomas, la adecuación de su trabajo a los estudios realizados o los canales que han utilizado para conseguir su primer empleo.

Según el Estudio de Inserción Laboral, el 80% de los titulados está trabajado entre los 12 y los 15 meses después de su graduación. Los mayores índices de empleabilidad se registran en los titulados de las facultades de Medicina, Ciencias Económicas y Empresariales, Ciencias Sociales y Humanas de Teruel, Centro Politécnico Superior, Escuela Universitaria de Huesca, Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, y Politécnica de la Almunia, todas ellas con más del 90% de sus titulados empleados. En el otro extremo, alrededor del 7,7% de los titulados están en situación de desempleo un año después de graduarse. La mayoría de este grupo, casi el 70%, lleva menos de tres meses buscando un trabajo y solo el 4% han permanecido más de un año como demandantes de empleo.

Casi la mitad de los titulados con trabajo afirman que en los 15 meses posteriores a su graduación solo han trabajado para una empresa; el 42% lo ha hecho para dos o tres y otro 8% manifiesta que en ese periodo ha sido contratado por más de tres compañías diferentes. Además, la mayor parte de los titulados (68%) tiene una antigüedad en su trabajo inferior a un año y trabaja a tiempo completo (78%). Al analizar la duración de los contratos de trabajo, el 47% de los titulados tienen un contrato temporal, frente al 35,77% indefinido y el 5,58% con contrato en prácticas. La media de contratos indefinidos se supera en las áreas de Enseñanzas Técnicas (40,9%), Humanidades (38,46%) y Ciencias Sociales y Jurídicas (36,88%).

En cuanto a la relación con los estudios cursados, un 30% de los graduados manifiestan que el trabajo que desarrollan se acopla a la perfección a sus titulaciones. Los resultados más positivos se concentran en el área de Ciencias de la Salud, donde el 59% de los titulados valoran con un 10 la relación entre trabajo y estudios, mientras que en el área de Humanidades, el 31% de ellos consideran que no existe relación entre el trabajo que realizan y los estudios que han cursado.

Según el informe del Observatorio de Empleo Universitario, los titulados muestran un alto grado de satisfacción con sus empleos en el momento en que se realizó la encuesta y los puntúan con una media de 7,80 sobre 10, aunque casi el 61% de ellos establecen su grado de satisfacción en valores entre 8 y 10. En este sentido, las características de un puesto de trabajo más valoradas por los jóvenes titulados son el buen ambiente laboral, la estabilidad en el empleo, el salario y el horario flexible, así como la posibilidad de iniciativa y de participación. Por el contrario, consideran menos importantes aspectos como la categoría profesional, la ubicación del centro de trabajo y el status social que conlleva el puesto desempeñado. En el apartado salarial, el 30% de los encuestados obtienen entre 901 y 1.200 euros mensuales, mientras que otro 20% afirma cobrar entre 1.201 y 1.500 euros al mes.

Búsqueda de empleo

Las tres cuartas partes de los recién titulados empleados han encontrado su primer trabajo en menos de un año y un 53% de los encuestados afirma que lo ha hecho en un intervalo inferior a tres meses. Los contactos personales de familiares, amigos o conocidos (más del 22%), medios de comunicación e Internet (19%) y la autocandidatura (16%) son los principales métodos utilizados para encontrar empleo, mientras que las vías menos habituales son las ferias de empleo, las empresas de trabajo temporal, los servicios públicos de empleo y el autoempleo, que entre todos suman el 3%.

A la hora de seleccionar a un candidato, los universitarios consideran que las empresas valoran sobre todo la experiencia profesional, la titulación universitaria y las características personales. Por el contrario, consideran que lo menos determinante en la decisión son el expediente académico y los estudios de master y postgrado. En función de las áreas de conocimiento se valoran más o menos otras habilidades, como los idiomas, un aspecto que considera muy relevante el 71% de los titulados de Humanidades, mientras que en Ciencias de la Salud solo lo considera decisivo el 31% de los graduados.

Formación y prácticas profesionales

Los titulados que han participado en el Estudio de Inserción Laboral sitúan en una media de 7,28 sobre 10 su satisfacción con los estudios realizados en la Universidad de Zaragoza, siendo la media más elevada en los estudios de Ciencias de la Salud, que alcanzan un 7,88. A pesar de esta valoración, solo un 23% de los encuestados decidieron continuar con su formación realizando estudios de postgrado o master y otro 7% con programas de doctorado.

Por el contrario, más de un 57% de los entrevistados realizó prácticas en empresas durante la carrera con una duración, en la mayoría de los casos, menor de 600 horas. En este sentido, los mayores índices de prácticas en empresas se registran en las áreas de Ciencias de la Salud (68,38%) y Ciencias Sociales y Jurídicas (65,89), mientras que entre los estudiantes del área de Humanidades las prácticas se reducen al 11%.

Además de hacer prácticas, el 62% de los encuestados compaginó sus estudios con otro trabajo, fundamentalmente los matriculados en titulaciones del área de Humanidades (74%). Los principales trabajos desempeñados por los estudiantes son la hostelería (21,5%), empleos relacionados con sus estudios (20%), dar clases particulares (18%) o el cuidado de niños o ancianos (4,93%).

Comentarios