Recomendaciones del GA para los usuarios de las estaciones de esquí

Los esquiadores se reunirán una temporada más en los valles pirenaicos para disfrutar del deporte blanco, tras el inicio de la campaña de esquí en las estaciones aragonesas. Desde la Dirección General de Consumo se facilitan una serie de recomendaciones para minimizar los posibles riegos que esta actividad conlleva, como contar con un seguro médico, el uso de equipos homologados o estar al tanto de la predicción meteorológica.

La precaución básica que todo esquiador debe asegurar es la cobertura médica Por ello, se recomienda tener un seguro amplio, que cubra como mínimo el riesgo de accidentes y de responsabilidad civil frente a terceros. Asimismo, se aconseja adquirir unos conocimientos técnicos básicos, en caso de que no se tengan, antes de practicar el esquí. Si se trata de un deportista esporádico es adecuado que retome la práctica del esquí de forma pausada y gradual, controlando el esfuerzo, y que ésta se adapte a su nivel real.

En lo que refiere al equipo y materiales necesarios es muy conveniente el uso de un casco homologado de protección, especialmente cuando se trate de niños. De igual modo, se sugiere que los esquiadores comprueben que el material está en buen estado y correctamente preparado, tanto si es suyo como si lo han alquilado.

También es muy recomendable que el esquiador esté informado previamente de materias como las características de cada pista o el estado de los remontes, de la nieve y de la meteorología. De igual modo, la propia estación debe facilitar al usuario información sobre cuestiones como sus tarifas y sus horarios de apertura y cierre.

En caso de que se produzca algún tipo de anomalía, el usuario puede trasmitir su queja a través de la hoja de reclamaciones o mediante las Juntas Arbitrales, tanto de Consumo como de Transporte.

Comentarios