El Altoaragón recuerda la Constitución y el 30 aniversario de los ayuntamientos democráticos

La provincia de Huesca está celebrando el trigésimo primer aniversario de la Constitución Española, votada y aprobada por una amplia mayoría de españoles el 6 de diciembre de 1978. Este aniversario ha servido, una vez más, para certificar la importancia que este documento tuvo, ha tenido y tendrá para garantizar el estado de derecho, la libertad de los españoles y la evolución de un territorio que ha avanzado mucho en los últimos 31 años. Pero además esta celebración también ha servido para recordar otro aniversario, el de los 30 años de la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos.

Hace 31 años estuvieron llamados a las urnas 166.867 altoaragoneses; ejercieron el voto 124.333; votaron a favor 112.430, en contra 5.908, abstenciones hubo 5.411 y votos nulos 584.

Con la llegada de este día, la reforma de la Carta Magna está siempre presente en todos los “corrillos” políticos. Un cambio que muchos abogan por él en temas concretos como la sucesión a la corona; pero muchos coinciden en señalar que ahora no es el momento de tratarlo hasta que no se cierren algunas polémicas territoriales que pudieran echar por tierra los logros hasta ahora conseguidos.

La Diputación Provincial de Huesca fue la encargada de organizar este año los actos conmemorativos de esta celebración. En su discurso Antonio Cosculluela, presidente de la diputación, quería resaltar el esfuerzo, siempre presente, de los ayuntamientos. Las experiencias y vivencias de muchos políticos altoaragoneses son fundamentales para entender estos 31 años de democracia, con más luces que sombras. Pero todos coinciden en señalar que gracias al consenso alcanzado en su día se han podido conseguir logros inimaginables con un amplio grado de independencia.

Pese a todo este acto de aniversario también fue aprovechado para reivindicar el papel que estas instituciones, cercanas al ciudadano, tienen que soportar en su día a día. Entrando en competencias que no les corresponden y que por el bien de sus vecinos tienen que asumir.

Comentarios