La poesía de los Hermanos Argensola, en el IEA

El Instituto de Estudios Altoaragoneses y el Centro Cultural Ibercaja Huesca han organizado un recital de poesía con motivo del 450 aniversario de Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola. El recital, que tendrá lugar el día 14 de diciembre, correrá a cargo del Aula de Teatro y Poesía.

El pasado mes de noviembre comenzaban en el IEA una serie de homenajes a estos hermanos que se llevaron a cabo tanto en Huesca como en Barbastro. El objetivo de estos actos homenaje, tanto los que ya se han realizado como el recital de poesía, es el de poner en valor la figura de estos escritores altoaragoneses fundamentales para entender la literatura de los siglos XVI y XVII.

BIOGRAFIA DE LOS HERMANOS ARGENSOLA

Bartolomé y Lupercio de Argensola, poetas y escritores españoles, Lupercio (1559-1613) y su hermano Bartolomé (1562-1631) nacieron en Barbastro. Su apellido paterno era Leonardo, de origen italiano, y el materno era Argensola.

Lupercio estudió en Huesca y Zaragoza. Fue secretario de la emperatriz María de Austria y, más tarde del conde de Lemos, al que acompañó a Italia cuando le hicieron virrey de Nápoles. En esta ciudad murió Lupercio Leonardo de Argensola, antes de morir destruyó gran parte de su producción poética, de la que su hijo Gabriel Leonardo sólo pudo salvar una pequeña muestra que publicó, junto a las poesías de su hermano Bartolomé, en las Rimas (1634). Lupercio, en su juventud, fue autor de tres tragedias, Filis, Isabela y Alejandra.

Bartolomé estudió en Zaragoza y Salamanca, se hizo sacerdote y llegó a capellán de la emperatriz María de Austria. Estuvo en Italia con el conde de Lemos. Después volvió a Zaragoza, donde fue canónigo de la catedral y cronista del reino de Aragón. Sus poesías, que nunca quiso imprimir en vida, fueron publicadas por su sobrino Gabriel Leonardo junto a las de su hermano en las Rimas (1634). En prosa escribió una continuación de los Anales de Aragón (1630). Murió en Zaragoza.

Alabados por Lope de Vega, los hermanos Argensola son representantes de una forma clásica de hacer poesía, frente al barroquismo que emergía en su época. El ayuntamiento de Barbastro creó el premio de poesía con el fin de mantener en el recuerdo a los hermanos Argensola.

Comentarios