Aragón unificará en un único modelo las marquesinas y postes de transporte público

La Dirección General de Transportes del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Trasportes del Gobierno de Aragón ha habilitado un concurso para renovar las marquesinas y postes del transporte público por carretera con el fin de mejorar su funcionalidad en cada área urbana de Aragón. Existen en toda la Comunidad 700 marquesinas colocadas en el área interurbana que presentaban, hasta ahora problemas debido a su escasa conservación y mantenimiento.

El nuevo modelo, que en estos momentos se encuentra ya en fase de adjudicación, pretende responder a unos parámetros de modernidad y de estética más adecuados a los nuevos tiempos. El diseño incorporará elementos de iluminación, que hasta ahora eran inexistentes, y facilitará su mantenimiento ante posibles deterioros. Además, va a proporcionar una nueva imagen que pueda ser asociada con mayor eficacia a la Comunidad Autónoma.

Cuando se apruebe el prototipo, las marquesinas y los postes serán relevados de forma progresiva; mientras tanto, convivirán el modelo actual y el nuevo. Cada marquesina tiene un precio de 9.000 euros y los postes 2.000 euros por unidad.

Los materiales utilizados serán reciclables y de fácil conservación y limpieza en caso de deterioro por graffitis. En el caso del poste, se utilizarán dos perfiles de aluminio de extrusión e incorporarán el pictograma del autobús, la denominación de las líneas y el lototipo del Gobierno de Aragón. Este poste permitirá incluir una ventana informativa para exponer en su interior información sobre recorridos y horarios.

Por otro lado, la marquesina tendrá un pórtico estructural con una cubierta y del que penden los cerramientos traseros y laterales. Los colores usados serán los grises, translúcidos y transparentes. La nota de color la aportarán los asientos, la información de servicio y la imagen del Gobierno de Aragón. Se podrán incorporar vitrinas, expositores de publicidad, iluminación o energía fotovoltaica.

La ubicación de cada identificador de parada se decide entre la línea concesionaria de transporte y el ayuntamiento cuyos ciudadanos reciben el servicio. El mantenimiento, que hasta 1993 corría a cargo de cada Ayuntamiento, ahora lo realiza una empresa externa que contrata el Gobierno de Aragón mediante un concurso.

Comentarios