Balance "moderadamente" positivo en las estaciones

Aunque el mal tiempo ha sido el principal obstáculo para que el Puente festivo de la Constitución e Inmaculada se haya podido calificar de perfecto en las estaciones de esquí del Pirineo Oscense, desde los centros invernales se valora de forma positiva haber abierto, ya que una semana antes del puente había dudas sobre la fecha de apertura. Así los responsables de las estaciones de esquí del altoaragón han indicado que el balance es bueno, aunque reconocen que podría haber sido mejor. Las estaciones del Grupo Aramón han cifrado en 47.000 el número de esquiadores que ha acudido estos días a las pistas. El año pasado fueron 71.000 esquiadores en Aramon con un día menos de puente.

Desde el Valle del Aragón, el director de la estación de Candanchú, Eduardo Roldán, ha indicado que ‘la media del puente ha sido buena, aunque el tiempo el domingo y el lunes fue horroroso’. Sin embargo, Roldán está contento con ‘la actitud de los clientes de la estación que han entendido bien que ante las inclemencias del tiempo no hay que buscar culpables’.

Por su parte, el director de Astún, Octavio Salanova, indica que están ‘contentos’, aunque ha habido menos gente que otros años, sobre todo por el mal tiempo. Sin embargo ‘poder abrir, es ya algo positivo’, ha explicado Salanova.

Gaby Mur, director de Aramón Cerler, ha calificado el puente de ‘variado’, unos días ha hecho bueno, otros malo, pero el balance general ‘es positivo’, indica, porque ‘hemos podido abrir, ha habido muchos visitantes y ya se trabaja de cara a las próximas semanas’.

Desde el Valle de Tena, el director de Aramón Panticosa, Roberto Morales, ha explicado que ‘a falta del balance final, podemos decir que ha sido bueno’, aunque también reconocen que el mal tiempo ha influido negativamente y que si no hubiera sido así, el balance podría haber sido mejor.

Y para Antonio Jericó, director de la estación de Aramón Formigal, el balance del puente es ‘muy positivo por el hecho de haber abierto, pero día a día ha sido muy desigual’.

Una vez pasada la primera cita importante de la temporada de esquí, ahora la próxima cita destacada es la campaña de Navidad, para la que las estaciones, en general, son optimistas. En los próximos días habrá un descenso de temperaturas que va a dejar que en los centros invernales se pueda hacer nieve artificial, ya que parece que hasta el día 20 no se anuncian precipitaciones. Unas semanas de transición que para las estaciones de esquí son de mucho trabajo.

CIFRAS DEL PUENTE

Más de 47.000 esquiadores han visitado durante el pasado puente de la Constitución las estaciones del Grupo Aramón. Unas cifras que se recogen con una satisfacción moderada. De forma positiva, por haber podido abrir en estas fechas, aunque la climatología haya sido desigual.

Pese a que no ha acompañado demasiado el tiempo, con lluvias generalizadas la mayor parte de los días, las estaciones han podido abrir en unas fechas tan importantes para la temporada como es el puente de la Constitución, algo que hasta hace unos años no era lo habitual, ya que los centros invernales comenzaban la temporada de esquí en Navidad.

La masiva afluencia de turistas a los valles donde están presentes las estaciones, nos hace pensar que, si la climatología hubiera acompañado, se hubiera visto incrementado notablemente el número de esquiadores.

El Grupo Aramón se muestra optimista ante las buenas previsiones meteorológicas de los próximos días que apuntan a nuevas borrascas y precipitaciones en forma de nieve, que permitirán a las cinco estaciones abrir en las mejores condiciones posibles en las Navidades, fechas igualmente importantes para el holding de la nieve.

Comentarios